Archivo

CONTRALORÍA ABRE PROCESO FISCAL POR CONTRATO CON RON VIEJO

Dos ex gobernadores, cinco ex secretarios de Hacienda, el ex jefe de la División de Rentas del Huila y el representante legal de la Distribuidora San Agustín -que distribuye el Ron Viejo de Caldas-, serán llamados por la Contraloría Departamental para que respondan por el presunto detrimento patrimonial en que habrían incurrido al modificar los términos del contrato de introducción, comercialización y venta de licores.

18 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Dos ex gobernadores, cinco ex secretarios de Hacienda, el ex jefe de la División de Rentas del Huila y el representante legal de la Distribuidora San Agustín -que distribuye el Ron Viejo de Caldas-, serán llamados por la Contraloría Departamental para que respondan por el presunto detrimento patrimonial en que habrían incurrido al modificar los términos del contrato de introducción, comercialización y venta de licores.

El proceso de responsabilidad fiscal, que calcula el posible detrimento en 1.595 millones de pesos a las rentas del Huila, afecta a los ex gobernadores, Jaime Lozada Perdomo y Jaime Bravo Motta; así como a los ex secretarios de Hacienda, Paulino Galindo Yustres, Carlos Alberto Rivera Garzón, Luis Humberto Tovar Trujillo, Nora Eugenia Montealegre y Yesid Llanos.

También deberá responder el entonces jefe de la División de Impuestos y Rentas, Iván Quintero Cabrera, y el contratista, representante de Distribuidora San Agustín, Raúl Gómez.

Los afectados serán escuchados en versión libre por la Contraloría y tendrán la oportunidad de controvertir las pruebas que, en su contra, tiene el ente de control.

El equipo de auditoria de la Unidad de Control Fiscal de la Contraloría estableció dentro de las anomalías que, por el contrato, fueron cancelados, inicialmente, 300 millones de pesos como monto anticipado y proporcional al estimativo de ventas presentado por el contratista, sin que la Gobernación hubiese realizado su propio estimativo con respecto a ese asunto.

Estos 300 millones de pesos se pactaron para el periodo comprendido entre 1997 y 2001.

Sin embargo, los estimativos realizados por la Contraloría, frente al comportamiento histórico de las ventas, son mucho más altos de los estipulados por la Distribuidora San Agustín.

"El promedio de ventas anuales efectuadas por la misma distribuidora, en los años 1993 a 1997 (4 años), fue de 273.082.5 unidades de 750 ml, mientras que el estimativo de ventas anexo al contrato para los siguientes cuatro años (1997-2001), fue calculado en sólo 33.000 unidades", dice el informe. Así, el desfase entre el estudio de la Contraloría y lo manifestado por la distribuidora, representa una diferencia del 718% anual, es decir que el total en los cuatro años auditados fue de 2.874%.

Esta presunta falta de los ex secretarios de Hacienda habría generado al Huila un detrimento patrimonial cercano a los 213.600 millones de pesos, cifra que debió ingresar por concepto del impuesto de estampilla.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE