Archivo

EN COSTA RICA, ESPOSA DE ESCOBAR Y SUS DOS HIJOS

Luego de cuatro meses de clandestinidad, la esposa y los hijos del confeso narcotraficante Pablo Emilio Escobar Gaviria, jefe del cartel de Medellín, aparecieron en Costa Rica. Auncuando se desconoce la forma en que ingresaron a ese país, fuentes de entero crédito confirmaron a este diario la presencia de los familiares más cercanos de Escobar en San José, capital de Costa Rica.

06 de julio 1993 , 12:00 a.m.

En esa ciudad, el diario Al Día preguntó al ministro de Seguridad, Luis Fischman, sobre si las versiones acerca de la presencia de los Escobar en Costa Rica son ciertas, pero el Ministro se negó a formular comentario alguno.

Sin embargo, el diario estableció plenamente que la esposa de Escobar y sus hijos están en Costa Rica desde hace varios días, y que entraron sin que el Gobierno se enterara.

María Victoria Henao Vallejo, La Tata , esposa del narcotraficante, y sus hijos Juan Pablo, de 16 años, y Manuela Escobar Henao, de 8, intentaron abandonar Colombia el pasado 19 de febrero para desplazarse hacia Florida (Estados Unidos).

Sin embargo, la salida fue frustrada por funcionarios de inmigración del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), tras percatarse que los dos menores no tenían sus documentos en regla.

Desde ese entonces, la familia de Escobar pasó a la clandestinidad, por amaenzas de la organización Perseguidos por Pablo Escobar, Pepes .

Las autoridades costarricentes dijeron, por su parte, que el ingreso de la familia de Escobar se produjo en las últimas dos semanas, pero desconocen detalles de la forma en que salieron de Colombia.

Extraoficialmente se informó que los Escobar salieron de Colombia hacia Panamá y luego a ese país centroamericano en donde rentaron un modesto apartamento.

La presencia de los familiares de Escobar en Costa Rica reafirma la posibilidad de que el narcotraficante se someta por segunda ocasión a la justicia colombiana en razón a que, según informes de inteligencia, esa sería una de sus prioridades para regresar a prisión.