Archivo

PUENTES:

06 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Los alcaldes locales están en la obligación de defender la buena presentación del espacio público. Por eso deben iniciar una campaña de protección de los puentes. Primero para que los consorcios encargados del aseo les ayuden a asearlos, y después para sancionar a quienes colocan allí avisos, desde los colegios hasta los candidatos a las corporaciones y a los puestos públicos. La proximidad de la campaña electoral debería aprovecharse para comprobar quiénes son los candidatos con cara para empapelar esos puentes. No es posible que un bien tan fácil de limpiar permanezca con la cara que tienen los de la carrera 68. Por miedo a los jefes políticos y a los dueños de imprentas y colegios.