Archivo

MARRUGO, ASÍ NO

La victoria de anoche 2-0 sobre Venezuela confirmó que la Selección Colombia tiene fútbol suficiente para pelear el título del Suramericano Sub-20, obvio, para clasificar al Mundial de Holanda, así todavía parezca prematuro citar el tema porque apenas el próximo sábado se conocerán los seis clasificados a la fase final del torneo.

20 de enero 2005 , 12:00 a.m.

La victoria de anoche 2-0 sobre Venezuela confirmó que la Selección Colombia tiene fútbol suficiente para pelear el título del Suramericano Sub-20, obvio, para clasificar al Mundial de Holanda, así todavía parezca prematuro citar el tema porque apenas el próximo sábado se conocerán los seis clasificados a la fase final del torneo.

El equipo dirigido por Eduardo Lara funcionó como un reloj durante gran parte del encuentro y las modificaciones tácticas le entregaron mayor poder para tener la pelota y hacer el fútbol colectivo que el técnico desea y los colombianos ya elogiamos. El triunfo sobre los venezolanos reconfirmó la clasificación colombiana y dejó una certeza. Cristian Marrugo, el volante de armado, (o más adelantado si quieren decirle así algunos) está en corto circuito.

Pese a sus ganas, su esfuerzo y su capacidad (nadie duda eso) anoche ratificó que no es el jugador para cumplir con el papel de armador: de verdad, le ha faltado tiempo y sentido común para dejar a sus compañeros en situación de gol y para hacer que el fútbol de Colombia pase del frenesí a la pausa.

Ahora, cuando se vienen Argentina y los cinco partidos definitivos de la ronda final, Colombia, ese equipo sólido en defensa, versátil en el medio campo y con el goleador del campeonato, debe encontrar el hombre que haga la función de Marrugo o, de lo contrario, intentar una variante táctica o estratégica para que el jugador de Atlético Nacional sea más efectivo y tanto las oportunidades de gol, como los goles mismos, crezcan cuando más se necesitarán. Esa es una certeza.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE