Archivo

ELECCIÓN CIERRA DISPUTAS EN LA BOLSA

Luego de una votación unánime de los 18 miembros del consejo directivo de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), ayer fue elegido Juan Pablo Córdoba Garcés como nuevo presidente de esta entidad, en reemplazo de Augusto Acosta Torres, quien venía ocupando dicho cargo desde hace tres años y medio.

20 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Luego de una votación unánime de los 18 miembros del consejo directivo de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), ayer fue elegido Juan Pablo Córdoba Garcés como nuevo presidente de esta entidad, en reemplazo de Augusto Acosta Torres, quien venía ocupando dicho cargo desde hace tres años y medio.

Córdoba, que actualmente se desempeña como director del Fondo Nacional de Garantías (Fogafín), estaba compitiendo por el puesto con Hernando José Gómez, jefe de negociadores de Colombia en el TLC con Estados Unidos y con Fabio Villegas, presidente de Anif.

Ellos conformaban la terna final que sobrevivió a una lista de casi 60 nombres de personas del sector financiero que habían sido postuladas por los miembros del Consejo de la Bolsa como posibles candidatos.

La votación comenzó a las 12:30 del medio día y no tomó más de hora y media, pues en ese momento ya solo quedaba un candidato firme. En las horas de la mañana, Villegas les hizo saber a los miembros del Consejo que declinaba su postulación y según uno de los participantes en la junta, aunque no dio explicaciones sobre su retiro, se presume que se debe a que tiene mejores ofertas.

En lo que respecta a Gómez existen dos versiones sobre las razones que llevaron a que no fuera elegido. Por un lado, se dice que una vez se hizo pública su postulación, el Gobierno intercedió para evitar que el funcionario continuara en el proceso.

Esta intervención gubernamental se debió al hecho de que dentro de la administración Uribe consideran que Gómez ha hecho una muy buena labor como jefe del equipo negociador del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y que no pueden arriesgarse a perderlo, justo ahora cuando el proceso para la firma del tratado está llegando a su recta final.

Por el otro lado, está la explicación que dio otro de los miembros del consejo de la BVC, quien dijo que en la no elección de Gómez pesó mucho el hecho de que las rondas del TLC aún no han terminado y por lo tanto existe incertidumbre sobre la disponibilidad de tiempo del funcionario para asumir un nuevo cargo en el sector privado.

De hecho, la participación de Gómez fue una de las sorpresas en la terna final, dado que se le conoce más por su experiencia en comercio exterior, que en el sector financiero, pero -según uno de los comisionistas que lo postuló- con él no había problema. "Cuando se le preguntó si quería participar en el proceso aseguró que estaría disponible a partir de abril".

El nuevo presidente de la Bolsa debe asumir en marzo y según el postulante de Gómez, si este no podía hacerlo en esa fecha, se ponía a un encargado.

Pese a esta afirmación, ganó la tesis de los comisionistas que consideraban que la disponibilidad de tiempo de Gómez sí era un factor importante y que no era conveniente dejar a la Bolsa sin presidente, así fuera por corto tiempo.

Gremio en veremos.

Ante este panorama, en el momento en que inició la votación no se presentó ningún tipo de discusiones, pues el único candidato era Córdoba. Emilio Echavarría Soto, presidente del Consejo Directivo de la BVC, se abstuvo de hablar de los otros contendores, pero insistió en que al nuevo presidente se le eligió por su hoja de vida y conocimiento técnico.

Córdoba es economista de la Universidad de los Andes y ha trabajado en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, en el Consejo Superior de Política Fiscal y en el Ministerio de Hacienda.

Algunos comisionistas consultados sostienen además que con la elección de Córdoba se le da un enfoque más empresarial a la Bolsa, justo en momentos en que la entidad se debate entre concentrarse en funcionar como una empresa que provee servicios a los operadores del mercado de valores (y que el año pasado ganó 14.000 millones de pesos) o como un gremio que representa los intereses de los comisionistas.

"Los dos candidatos más firmes eran Córdoba y Villegas y se decía que si ganaba el primero el enfoque iba a ser gerencial y si era el segundo, la balanza se inclinaba por el lado gremial", dijo uno de los consultados.

Sin embargo, Echavarría aseguró que con Córdoba no se inclinaron por ninguno de los dos enfoques pues el tema gremial no fue tratado en la junta de ayer. "En eso vamos a seguir trabajando, pero aún no hay definiciones", sostuvo.

Los desafíos de Córdoba.

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC) nació en julio del 2001 como resultado de la fusión entre las plazas bursátiles de Bogotá, Medellín y Occidente. Desde entonces, no solo ha conseguido consolidar un gran mercado de renta fija (denominado MEC), sino que además ha crecido en número y valor de las transacciones.

Sin embargo, la Bolsa aún está rezagada en el mercado de acciones, que sigue siendo uno de los más pequeños de América Latina, no solo porque no hay suficientes empresas listadas, sino porque aún no tiene suficientes inversionistas.

Por eso, expertos y comisionistas coinciden en que el principal reto del nuevo presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba, consiste en crear herramientas para profundizar los mercados de valores y acercarlos más a la gente del común.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE