Archivo

LONDOÑO Y LOS DELIRIOS

El reflector que cada quince días enciende el Señor Fernando Londoño Hoyos en las páginas de EL TIEMPO tiene el efecto enceguecedor de la luz proyectada sobre el rostro de quien la enciende. Prendido el reflector , el ex ministro y antiguo accionista de Invercolsa, no está en condiciones de iluminar sino de confundir a sus lectores. Primero, con la costumbre de servirse de superlativos catastrofistas; segundo, con la técnica de acomodar la Historia y la realidad a sus propósitos.

20 de enero 2005 , 12:00 a.m.

El reflector que cada quince días enciende el Señor Fernando Londoño Hoyos en las páginas de EL TIEMPO tiene el efecto enceguecedor de la luz proyectada sobre el rostro de quien la enciende. Prendido el reflector , el ex ministro y antiguo accionista de Invercolsa, no está en condiciones de iluminar sino de confundir a sus lectores. Primero, con la costumbre de servirse de superlativos catastrofistas; segundo, con la técnica de acomodar la Historia y la realidad a sus propósitos.

Según Londoyos, el estudiante Fidel Castro vino a Bogotá en abril de 1948 para sabotear la Conferencia Panamericana con el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán. Desde esa fecha habría nacido en el cubano la obsesión geopolítica de hacerse con el Continente. Hoy, Castro estaría tratando de revivir aquellos sueños de la Revolución en Colombia ... sirviéndose de Hugo Chávez.

Los escritores sabemos que no hay nada más fácil ni peligroso que montarse sobre las ruedas del delirio y dejarse llevar, impulsados por la fluidez de la prosa, hacia ese lugar donde lo imaginado parece ser real y donde lo verdaderamente real es silenciado por los triquitraques del lenguaje.

Qué quiso decir Londoño con la cita de Churchill? La repito: "El que se humilla para evitar la guerra, tiene la humillación y también tendrá la guerra."~ Quiso decir que lo mejor sería evitar la humillación de~buscar un punto de conciliación diplomática con Chávez~porque este, tarde o temprano, adelantará su guerra contra Colombia, instigado por un Fidel Castro que~quiere imponer en el subcontinente americano un gobierno de extrema izquierda? El caso Granda según Londoño se inscribiría dentro del marco de las conspiraciones comunistas fraguadas desde el Foro de SPaulo, cobrando así toda su fabulosa importancia .

El uso abusivo~del lenguaje traiciona. No es difícil ver en el~adjetivo fabuloso el lapsus que convierte en fábula~cada uno de los argumentos del ex ministro sancionado por la Procuraduría. Pero como ya se~ha~montado~sobre~las ruedas del delirio verbal,~discurre en la esquizofrenia de confundir realidad con deseo.~Le resulta muy fácil hacer~el siguiente pronóstico: Nunca estuvo la Patria en más grave peligro.

La brocha del pintor,~guiada por su imaginación catastrofista,~pinta el panorama que nos espera. Cerradas las fronteras al tráfico civilizado y creador del comercio, se abrirán de par en par para las armas, las bombas, la propaganda y el dinero que apoye la extrema izquierda. Como le falta un brochazo al patetismo de sus primeros trazos, nos anuncia que los petrodólares brotarán sin pudor para apoyar más huelgas y protestas. Como le faltaba el tinte goyesco de Los fusilamientos del 2 de mayo, nos lo ofrece con un último pronóstico: Y los Congresos Bolivarianos, con amplia delegación de las Farc, se repetirán sin descanso.

Ahora entendemos la cita de Churchill, que traducida a romance londoñohoyesco quiere decir: el que pega primero pega dos veces. Otro adalid de la guerra preventiva ! El episodio de un guerrillero de las Farc presumiblemente tolerado por el gobierno Chávez (que los tolera, los tolera), traído por cazarrecompensas a territorio colombiano; el episodio desencadenado por una~suma de ocultaciones diplomáticas e injerencias indebidas de parte y parte, se convierte en motivo de falsedades históricas.~ Londoño regresa a la Guerra Fría!~Para justificar el alma guerrerista de la derecha,~se inventa~la~expansión continental~de una izquierda amenazante, armada~por Chávez y Castro.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE