Archivo

ARDILA HACE MÉRITOS

La pregunta que queda en el ambiente mientras el proceso de revocatoria de Pablo Ardila como gobernador de Cundinamarca da sus primeros pasos, es si verdaderamente el mandatario se merece dicha suerte.

15 de enero 2005 , 12:00 a.m.

La pregunta que queda en el ambiente mientras el proceso de revocatoria de Pablo Ardila como gobernador de Cundinamarca da sus primeros pasos, es si verdaderamente el mandatario se merece dicha suerte.

Mientras la mayoría de la dirigencia departamental guarda silencio, tal vez esperando que el proceso tome fuerza y se consolide, lo que si es claro es que la copa de paciencia que le tenían muchos sectores a Ardila no la rebosó sólo una, sino muchas gotas.

Una de ellas fue sin duda el hecho de delegar en su secretaria privada, Marcela Gutiérrez, una periodista de 26 años, la administración del personal que trabaja en la Gobernación, esto con el fin de desprenderse de muchas de las responsabilidades que como gobernante le pueden recaer en el futuro.

Esta decisión está siendo investigada por la Procuraduría, que determinará si Ardila cometió una falta gravísima que podría implicarle una destitución.

Pero hay más: la falta de contacto con los alcaldes y sus problemas, la delegación de sus poderes no solo en Gutiérrez sino en su amigo personal Rafael Sánchez, y en Julio Riveros, conocido como Yiyo, han generado ampolla en muchos sectores por las intervenciones que ellos han tenido en contratos, proyectos y nombramientos, principalmente en el sector salud.

El desvió de 15 mil millones de pesos para cubrir gastos de funcionamiento en lugar de llevarlos a inversión, la supuesta celebración indebida de contratos al declarar una urgencia manifiesta innecesaria que lo facultó para firmar a dedo y sin licitación un contrato por 259 millones de pesos, la falta de acción para ejecutar el presupuesto y que podría llevar al departamento a perder su categoría especial, son otros de los lunares.

Ardila sigue en silencio. Tampoco quiso hablar ni dar su opinión del proceso de revocatoria que avanza en su contra. Basta esperar si el pueblo, a través de las 100 mil firmas, se atreve a opinar masivamente.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE