Archivo

CARLO FEDERICI, EL GENOVÉS ILUMINADO

A un niño que no ha entendido matemáticas, la mamá y la profesora le pueden hacer palpar el número 2, por ejemplo, como mi maestra de infancia, con un ramo de dos rosas o de dos jacintos .

24 de enero 2005 , 12:00 a.m.

"A un niño que no ha entendido matemáticas, la mamá y la profesora le pueden hacer palpar el número 2, por ejemplo, como mi maestra de infancia, con un ramo de dos rosas o de dos jacintos".

Con esta frase publicada en la revista Deslinde, el profesor Carlo Federici descubrió su amor por las matemáticas, disciplina que lo acompañó hasta su muerte, acaecida el pasado sábado. El maestro del ex alcalde Antanas Mockus tenía 98 años y seguía preocupado por la educación.

"Aquí no hay un compromiso para cambiar la forma de enseñar. Los niños nacen inteligentes y nos encargamos de dañarles esa inteligencia", decía, según su hija Emilia Federici, médica, hasta hace dos días. "Se murió peleando con eso", afirma.

"Lo impactante de su vida es que nos crió como maestros y fue un maestro. No le conocí otro perfil", sigue.

Nacido el 21 de julio de 1906 en Ventimiglia, ciudad italiana fronteriza con Francia, en la región de Génova, pasó su juventud en el astillero Sestri Ponente. Su carrera de física y matemáticas la hizo en Génova.

Entre los números, a Federici se le coló la guerra. En 1911, la de Italia con Libia y unos años después, la primera mundial.

Luego vinieron la guerra con Etiopía (1935), la civil española (1937) y la segunda guerra mundial. Federici, profesor de la Real Universidad de Génova, quiso salir de Europa. Por el cónsul de Colombia en esa ciudad supo que en la Universidad Nacional necesitaban profesores. Llegó a Bogotá el 8 de abril de 1948.

Los sucesos del día siguiente no lo asustaron. Se convirtió profesor de matemáticas de la Nacional y allí se quedó. En 1956 fue nombrado director del Departamento de Matemáticas. Sus numerosos estudios y teorías lo convirtieron en el gran maestro. "Uno de sus alumnos mimados fue Antanas Mockus", dice su hija. Hace dos años se le concedió la ciudadanía colombiana.

En asuntos matemáticos sus dos hijas no le siguieron los pasos. "Mi mamá y nosotras no sabemos ni sumar. Los nietos no tuvieron destellos, pero en los bisnietos parece que existen".

Fue miembro honorario de la Academia de Ciencias exactas y Naturales, premio al mejor educador del Ministerio de Educación, Profesor Emérito de la Nacional, miembro de la American Society for Cybernetics, doctor Honoris Causa de la Nacional y de la Javeriana y fundador de la Escuela Colombiana de Epistemología. Y según uno de sus exalumnos, un "genovés iluminado".

FOTO/Archivo EL TIEMPO.

Carlo Federici fue profesor del ex alcalde Antanas Mockus.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE