Archivo

SOLUCIÓN A PARÁLISIS DE TRANSPORTE

La decisión del alcalde de Arauca, Hernando Posso Parales, de reducir el valor de la sobretasa que deben cancelar los propietarios de vehículos de servicio público interfronterizo puso fin a cinco días de parálisis de las empresas venezolanas Transportes Páez y Cootransguas, que el martes pasado suspendieron las rutas entre este municipio y San Cristóbal (Venezuela).

24 de enero 2005 , 12:00 a.m.

La decisión del alcalde de Arauca, Hernando Posso Parales, de reducir el valor de la sobretasa que deben cancelar los propietarios de vehículos de servicio público interfronterizo puso fin a cinco días de parálisis de las empresas venezolanas Transportes Páez y Cootransguas, que el martes pasado suspendieron las rutas entre este municipio y San Cristóbal (Venezuela).

El mandatario determinó que cada buseta que salga de Arauca con destino a El Amparo y Guasdualito, en el estado Apure (Venezuela), deberá cancelar 1.000 pesos mientras que las que sigan hasta San Cristóbal, en el estado Táchira (Venezuela), pagarán 2.000. Según el Decreto 186, la tarifa estaba establecida en 3.000 pesos.

Frente a la negativa de los transportadores venezolanos de pagar la sobretasa, Posso acordó con ellos reducir las tarifas siempre y cuando trasladen sus oficinas a la nueva terminal de transporte. Durante el tiempo que duró la parálisis la gente debió pasar en canoa hasta Venezuela para abordar los buses que los llevarían hasta Cúcuta.

La Asociación de Transportadores de Arauca (Asotrasmar), encargada de administrar la terminal, rechazó la decisión del Alcalde, pues manifestó que hay que cobrar una tarifa justa que será revertida en las mismas instalaciones para que no se deteriore el lugar.

La gente de esta zona transita por carreteras venezolanas desde hace más de 40 años, y usualmente deja Arauca sin tener que hacer trasbordo en territorio del vecino país.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE