Archivo

MARRUECOS: TRAPOS SUCIOS EN TV

(CORRECCION: EN LA LEYENDA QUE ACOMPAÑO AYER A LA FOTO DE LA NOTA MARRUECOS: TRAPOS SUCIOS EN TV SE DECIA QUE LOS REYES DE MARRUECOS FUERON RECIBIDOS POR SUS HOMOLOGOS ESPAÑOLES EN MADRID. REALMENTE, LOS MONARCAS DE ESPAÑA SE ENCUENTRAN DE VISITA EN EL PAIS AFRICANO). Marruecos es escenario de un proceso de verdad y reconciliación sin precedentes en el mundo árabe. Decenas de presos políticos desfilan desde el 21 de diciembre pasado por la televisión estatal narrando las torturas y otras vejaciones que sufrieron en los años de plomo , los durísimos 38 años del reinado de Hasan II: un régimen (1961-1999) que no tuvo compasión con izquierdistas, islamistas, sindicalistas y cualquiera que renegara de su poder absoluto.

18 de enero 2005 , 12:00 a.m.

(CORRECCION: EN LA LEYENDA QUE ACOMPAÑO AYER A LA FOTO DE LA NOTA MARRUECOS: TRAPOS SUCIOS EN TV SE DECIA QUE LOS REYES DE MARRUECOS FUERON RECIBIDOS POR SUS HOMOLOGOS ESPAÑOLES EN MADRID. REALMENTE, LOS MONARCAS DE ESPAÑA SE ENCUENTRAN DE VISITA EN EL PAIS AFRICANO).

Marruecos es escenario de un proceso de verdad y reconciliación sin precedentes en el mundo árabe. Decenas de presos políticos desfilan desde el 21 de diciembre pasado por la televisión estatal narrando las torturas y otras vejaciones que sufrieron en los años de plomo , los durísimos 38 años del reinado de Hasan II: un régimen (1961-1999) que no tuvo compasión con izquierdistas, islamistas, sindicalistas y cualquiera que renegara de su poder absoluto.

Pero lo más increíble, es que todo este proceso de catarsis es posible gracias a la voluntad del hijo del propio Hasan II y actual monarca marroquí, Mohamed VI.

El joven rey (41 años) creó la Instancia de Equidad y Reconciliación (IER) con el encargo de investigar y documentar los "graves" abusos de derechos humanos cometidos en Marruecos, principalmente durante los 60 y los 70.

La IER ha recibido hasta ahora 22 mil denuncias por encarcelamientos arbitrarios, secuestros, torturas, asesinatos y desapariciones. Y se calcula que cerca de 200 ex presos políticos desfilarán por la televisión marroquí, y en horario de máxima audiencia, para contar lo que les tocó vivir.

Los relatos escuchados hasta ahora son horrendos. Ghali Bara (62 años), por ejemplo, fue detenido junto con otros miembros de su familia en enero de 1976 y mantenido preso en secreto y sin proceso alguno hasta 1991. Y su padre y su hijo murieron en cautiverio como consecuencia de las torturas.

Inconformismo.

Masrour Said, que pasó 13 años en cautiverio y hoy trabaja en el Foro por la Verdad y la Justicia, narró al diario español El Mundo: "El menú era variado. Me podían dar una paliza en los pies; colgarme de un palo durante días; asfixiarme en una palangana llena de orines; sacarme las uñas, meterme corriente en la boca o en los genitales...".

Los testimonios en TV, sin embargo, tienen una polémica condición: no puede mencionarse el nombre de los torturadores. Driss El-Yazami, miembro de la IER, defendió la medida así ante un periodista de Le Monde: "Explicar los años negros solo a partir del señalamiento de algunos individuos malhechores sería algo reduccionista. Era todo un sistema el que estaba en marcha, y es eso lo que hay que desmontar".

Pero para varios grupos de derechos humanos, como Amnistía Internacional, este silencio es en realidad un gran aval a la impunidad de los torturadores. "Sabemos que varios de ellos están todavía en puestos elevados del Estado. Por qué beneficiar a estas personas con la impunidad?", se pregunta Abdelkhalek Benzekri, miembro de la prestigiosa Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH).

La IER, encabezada por Driss Benzekri , un respetado ex preso político de izquierda que pasó 17 años en prisión, presentará un informe final en abril que establecerá las razones y responsabilidades institucionales de las violaciones cometidas hasta 1999. Otro punto polémico, pues organizaciones como Human Rights Watch denuncian que en Marruecos, y sobre todo en el centro de detención de Temara, junto a la capital, se siguen practicando detenciones arbitrarias y torturas.

No obstante, el régimen marroquí acaba de dar un importante paso para la erradicación de este flagelo al aprobar, el pasado 28 de diciembre, una ley que prohíbe y penaliza la tortura. Y diversas voces, como Hanny Megally, del Centro Internacional para la Justicia Transicional, con sede en E.U., recalcan la importancia de no olvidar el contexto: "Es casi inaudito en esa parte del mundo que las víctimas accedan a una plataforma oficial para relatar sus experiencias de abusos".

FOTO.

LA APERTURA iniciada por el rey Mohamed VI (der.) lo ha acercado a Occidente. Ayer, en compañía de su esposa (der.), Salma, fue recibido en Madrid por los reyes Juan Carlos y Sofía. AFP

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE