Archivo

SOBRE EL AUTOR DE:

Alicia en el país de las maravillas, quien fuera también un agudo matemático, se ha especulado mucho. Su personalidad parece ser un enigma sin resolver. El psicoanálisis lo ha intentado, los lingistas también y los nuevos filósofos franceses, encuentran en Carroll una figura singular y fascinante. Quién fue este hombre, cuyo verdadero nombre era Charles Dogson, presbítero de Oxford, fotógrafo aficionado, delicado y solitario amigo de las pequeñas a quienes solía retratar y quien escribió también El Juego de la Lógica?

03 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Para el biógrafo de Carroll, la pregunta inicial conllevaba dos posibilidades: escribir sobre Dogson, o bien sobre Carroll. Jean Gattegno, también prologista de algunas de sus obras, resolvió tomar como punto de partida el universo mágico e imaginativo de su vida y obra, y así pudo transitar libremente de uno a otro personaje, estableciendo las correspondencias necesarias. Antes que los sentimientos y las pasiones, el biógrafo analiza las intenciones que subyacen en los actos. Antes que interpretar al individuo, ve su reflejo en sus obras. Pero a la vez que sigue los pasos de una cronología, abarca el proceso de su escritura y así va construyendo una visión completa, tanto de la vida literaria como de las relaciones que establece entre los diferentes modos de expresar su mundo interior. Gattegno muestra cómo los problemas de la vida de Carroll los transforma en problemas de discurso : resolver éstos significaba resolver aquéllos. De allí el gusto por el problema matemático, el rompecabezas y la paradoja. Carrol, como se sabe, fue uno de los grandes cultores de la paradoja, en la que encontraba seguramente correspondencias con los sentidos y sinsentidos que la vida le ofrecía. Lewis Carroll Jean Gattegno Fondo de Cultura Económica, 420 págs.