Archivo

CINE DE ESCUELAS, UNA FUSIÓN DE PELÍCULA

El cortometraje Andrés que miraba nubes es el resultado de una nueva modalidad de coproducción entre escuelas de cine latinoamericanas. Esta realización del colombiano Carlos Hernández, estudiante de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los baños (Cuba) se hizo en Bogotá con la participación de la Facultad de Cine y Fotografía de Unitec. La institución colombiana aportó el elemento humano necesario para la realización, la organización de la producción, la infraestructura técnica y los gastos de rodaje. La escuela cubana, a su vez, se encargó de la película virgen y realizará el proceso de posproducción.

04 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Estos proyectos conjuntos fueron posibles gracias a acuerdos realizados en la la asamblea de miembros de la Federación de Escuelas de Imagen y Sonido de América Latina (Feisal), realizada el año pasado en Sao Paulo (Brasil). La idea es ayudar a consolidar la integración continental de la realización de cine en nuestros países, que es tal vez la mejor alternativa para la producción, exhibición y distribución del cine latinoamericano frente a la competencia de los grandes monopolios estadounidenses , dice Guillermo Alvarez, decano de la Facultad de Cine y Fotografía de Unitec.

Esta escuela colombiana existe desde hace 13 años y es la única del país que produce semestralmente varias películas realizadas por sus estudiantes.