Archivo

SIN AMBIENTE, EL TLC

En una victoria para los grupos ecologistas, un juez de Estados Unidos dictaminó ayer que la Oficina del Representante Comercial de la Casa Blanca debe preparar una declaración sobre el impacto ambiental del proyectado Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) con México y Canadá. El juez de distrito Charles Richey dijo en su dictamen que la legislación ambiental estadounidense exige tal declaración.

01 de julio 1993 , 12:00 a.m.

El tema del medio ambiente forma parte de los acuerdos y no queda claro si este dictamen retrasará la entrada en vigencia del Tratado, planeada para el 1 de enero de 1994.

La Casa Blanca rehusó comentar ayer la decisión del juez Charles Richey. La presidencia examinará el decreto , se limitó a indicar la portavos de la Casa Blanca, Dee Dee Myers.

Clinton estableció como condición para la ratificación por el congreso del TLC la negociación de un acuerdo complementario sobre el medio ambiente , explicó y recordó que el acuerdo sobre el derecho social estaba en vías de negociación.

Entre tanto, el gobierno mexicano analiza la situación .La Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio (Remaflc) consideró que la decisión es un golpe tanto político como economico para el programa del gobierno, pues puso todos los huevos en una misma canasta al apostar demasiado al TLC .

Empresarios de la ciudad norteña de Monterrey criticaron la decisión del juez estadounidense pero dijeron que la apertura economica del país continuará con tratado o sin él.

México tiene una economía abierta y estamos convencidos que este es el camino apropiado para seguir, dijo José Luis Maestretta, director de planificación de la cámara de Comercio de Monterrey.No vamos a desesperarnos sólo por que un juez ha tomado una decisión exagerada.El comercio continuará adelante .