Archivo

LUSINCHI VOLVIÓ A QUEDAR EN LA MIRA

La Corte Suprema de Venezuela rechazó ayer por mayoría un informe de uno de sus miembros que declaraba que no había méritos para enjuiciar al ex presidente Jaime Lusinchi por corrupción. La decisión, por el voto de 10-5, dejó en pie la acusación presentada en septiembre de 1992 por la Fiscalía contra Lusinchi, (1984-1989), por malversación y peculado de fondos públicos.

02 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Tras la votación, los magistrados designaron al vicepresidente del tribunal, Alirio Abreu Burelli, como el nuevo ponente para atender la solicitud de antejuicio de mérito contra Lusinchi, formulada por el Fiscal General, Ramón Escobar Salom. Lusinchi y su esposa, Blanca Ibáñez, refugiada en Costa Rica, son señalados como los responsables de una operación en la que se compraron, con fondos públicos, 60 jeeps valorados en un millón de dólares.

Los vehículos fueron regalados a militantes del partido Acción Democrática. Otros fueron usados en diciembre de 1988 en la campaña electoral de Pérez.

Paralelamente, se informó que el Congreso venezolano abrirá una investigación sobre las cuentas que el suspendido presidente Carlos Andrés Pérez mantiene en entidades bancarias del exterior, a fin de determinar si el dinero allí depositado es producto de supuestos actos de corrupción.

Según datos recabados por el senador del MAS Cristóbal Fernández Daló, Pérez y su amante Cecilia Matos abrieron cuentas cifradas en bancos de Suiza y Francia, en las cuales depositaron sumas millonarias en dólares.