Archivo

LISTO DECRETO PARA RESTRUCTURAR EL ICFES

El presidente César Gaviria dio el visto bueno a tres proyectos de decreto que reglamentan la Ley 30 del presente año, sobre educación superior. Los decretos fijan los requisitos que se exigirán a las instituciones educativas para convertirse en universidades; desarrollan la restructuración del Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior (ICFES), y establecen criterios para la elección de los miembros del Consejo Nacional de Educación Superior (Cesu).

01 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Todos estos decretos hacen parte de la reglamentación de la Ley 30 de Educación Superior, aprobada a finales del año pasado.

El primero de ellos establece las condiciones para el reconocimiento como universidad de una institución universitaria o escuela tecnológica. Entre ellos, tener un proyecto educativo que desarrolle, al menos, la producción, desarrollo y tramitación del conocimiento y de la cultura nacional y universal.

También, que tenga una estructura orgánica que garantice el desarrollo académico y administrativo y que incluya procedimientos de autoevaluación permanente, así como un plan continuo de investigación científica y tecnológica.

La institución de educación superior debe contar con un número suficiente de profesores con dedicación de 40 horas por semana y con formación de posgrado de acuerdo con las exigencias para cada programa académico.

También, ofrecer al menos tres programas en diferentes campos de acción de la educación superior y un programa de Ciencias Básicas, que les sirva de apoyo.

De igual forma, acreditar experiencia en investigación y demostrar capacidad económica y financiera que garantice el desarrollo de los planes y programas académicos, administrativos, investigativos, de publicaciones y de extensión.

La solicitud de reconocimiento como universidad se formulará ante el Ministerio de Educación Nacional por conducto del ICFES.

Los cambios Entre las funciones del ICFES estarán apoyar la formación y consolidación de las comunidades académicas y científicas y la articulación con sus homólogas a nivel nacional e internacional.

Así mismo, practicar las pruebas de evaluación de la calidad de la educación en los niveles de preescolar, básica y media vocacional, y realizar los concursos para nombramientos y traslados del personal docente.

Ante el Cesu debe proponer los requisitos mínimos para la creación y funcionamiento de los programas académicos, que deban recomendarse al Gobierno Nacional.

El ICFES tendrá que apoyar al Ministerio de Hacienda en los estudios de impacto financiero y demás actividades e instrucciones que se impartan en relación con el presupuesto de las universidades estatales u oficiales y las demás instituciones educativas a nivel superior.

Entre los recursos financieros con que contará el ICFES está el dos por ciento de los aportes que por cualquier concepto reciban del presupuesto nacional las instituciones de educación superior, tanto estatales u oficiales como privadas y de economía solidaria.

Por otra parte, y con relación al Consejo Nacional de Educación Superior (Cesu), que tiene como funciones proponer al Gobierno políticas y planes para la marcha de la Educación Superior, se estipuló la forma de seleccionar a los siguientes representantes del Consejo: un rector de la universidades estatales u oficiales; dos rectores de las universidades privadas; un rector de universidad de economía solidaria; un rector de institución universitaria o escuela tecnológica estatal u oficial; un rector de institución técnica profesional, estatal u oficial.

Y, por último, dos representantes del sector productivo, un representante de la comunidad académica de la universidad estatal u oficial; un profesor universitario y un representante de los estudiantes de los últimos años de universidad.