Archivo

Crecieron utilidades de Valórem, Conconcreto y Codensa

Aunque no faltan resultados en rojo, a pesar de las dificultades para los negocios en el 2013, las compañías colombianas lograron utilidades.

25 de febrero 2014 , 06:26 p.m.

Durante 2013, los ingresos de UNE EPM Telecomunicaciones aumentaron en cerca de 10 por ciento hasta los dos billones de pesos.

De igual forma la compañía resaltó que su Ebitda fue de 510.000 millones de pesos contra los 436.000 millones que tenía presupuestados.
La compañía resaltó que sus resultados financieros de 2013 son en buena parte un “reflejo del posicionamiento que ha logrado en el sector de las telecomunicaciones, donde participa con el 29 por ciento del mercado nacional. Además, ocupa el segundo lugar en el mercado de servicios de internet dedicado y televisión por suscripción”.
Para el caso de UNE y sus filiales, la cifra de ingresos fue de 2,5 billones de pesos durante 2013, un 8 por ciento más que en 2012.

Por el lado del Ebitda consolidado del grupo (UNE y sus filiales) para 2013 fue de 634.000 millones de pesos, es decir que creció 14 por ciento en relación con el 2012.
La constructora Conconcreto cerró el 2013 con una utilidad neta de 60.120 millones de pesos, que representó un incremento de 20 por ciento con respecto al 2012.
Así lo destaca el balance de la compañía, que agregó inversiones totales en el portafolio inmobiliario por 331.000 millones.

Además, los ingresos por rentas alcanzaron la suma de 114.000 millones de pesos, con una variación cercana a 51 por ciento respecto al año anterior.
El año pasado, Conconcreto estuvo presente en varios proyectos de infraestructura del país con el avance en las obras iniciales para el desvío del río Cauca de la Hidroeléctrica Ituango, en la construcción de la Ruta del Sol Sector I, en la ejecución de los Corredores de la Competitividad y en las obras de Puerto Brisa en Dibulla, La Guajira.
Codensa arrojó una utilidad neta de 535.911 millones de pesos en 2013, contra 510.993 millones en 2012.
Caso contrario, ocurrió con Transelca, filial de ISA, que ganó 67.336 millones de pesos, contra74.833 millones de pesos en 2012.
La holding Valorem, del Grupo Santo Domingo, tuvo ganancias netas por 21.435 millones de pesos, frente a 19.696 millones el año antepasado.
Por el contrario, Carvajal S.A. dijo que el resultado neto de los estados financieros individuales estuvo afectado por provisiones realizadas sobre algunas inversiones en subordinadas, ajustadas a su valor recuperable.

Estas provisiones fueron determinadas como resultado del análisis de las proyecciones financieras del negocio desarrollado a través de sociedades extranjeras.
Por otro lado, en el periodo de 2013 Bancolombia registró utilidades por 1,51 billones de pesos, lo cual representó una disminución del 11 por ciento frente a las ganancias del año 2012.

Dentro del plan de distribución de utilidades para 2014, las directivas de la entidad financiera propuso un dividendo de 776 pesos por acción (para ordinarias y preferenciales), el cual sería pagadero en cuatro cuotas trimestrales de 194 pesos por título.

El dividendo será sometido a votación en la Asamblea General de Accionistas que se llevará a cabo en Medellín el 17 de Marzo.

Este dividendo también aplica para las 110 millones de acciones preferenciales que están en proceso de emisión.
Las provisiones se registraron en los estados financieros individuales de Carvajal Inversiones (Panamá), Bico Internacional (Panamá) y Carvajal Propiedades e Inversiones.
Por tanto, las provisiones no afectaron el flujo de caja de la Organización, cuyo patrimonio después de las pérdidas del ejercicio 2013 sumó 1,2 billones de pesos.

FABRICATO Y ENKA

Fabricato, por su lado, perdió 126.861 millones de pesos y la empresa no presentará proyecto de
distribución de ganancias, pues está bajo un acuerdo de reestructuración financiera (ley 550 de 1999) que
se lo impide. En 2012, la empresa solo había perdido 93.373 millones de pesos.
Los ingresos operacionales netos de Enka de Colombia, entre tanto, sumaron 272.219 millones de pesos, con una disminución de 5,2 por ciento frente al 2012, debido principalmente al menor volumen de ventas, menores precios de materias primas, cambios en la mezcla de productos y destinos, la menor demanda mundial y la oferta asiática a bajos precios.
La empresa perdió 10.440 millones de pesos el año anterior, como consecuencia de las inversiones en proyectos (menores ingresos financieros netos y mayor diferencia en cambio por endeudamiento en dólares) y menor resultado de coberturas.