Archivo

Tecnologías de la información, nuevo rumbo educativo

La información y la comunicación cada día son más importantes para países emergentes como Colombia, no solo desde el mejoramiento de la calidad de vida de las personas, sino desde el punto de vista académico.

24 de febrero 2014 , 11:57 a.m.

El portafolio de ofertas es amplio para los estudiantes que quieren acceder a conocimientos mucho más específicos dentro de las Tecnologías de la Información (TI). Por ejemplo la universidad Externado ofrece el programa de especialización en Regulación y Gestión de las Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías, el cual tiene entre sus objetivos ofrecer al estudiante las “herramientas necesarias que permitan comprender y analizar los aspectos técnicos, económicos y jurídicos del sector”.

Por su parte, el Politécnico Gran Colombiano dispone de tres programas académicos: Maestría en Ingeniería de Sistemas y las Especializaciones de Seguridad de la Información, Especialización en gerencia de Proyectos de Telecomunicaciones y la Especialización en gerencia de proyectos en Inteligencia de Negocios.

Si bien muchos de estos programas, tienen en algunos casos hasta cerca de 20 años de haberse creado, como por ejemplo la oferta educativa de la universidad Pedagógica con la especialización y maestría denominada, para ambos casos, Tecnologías de la Información Aplicadas a la Educación, solo en los últimos años los posgrados con este enfoque siendo más notorios.

Y es precisamente la aplicación de estas tecnologías a los procesos educativos una de las opciones más relevantes. Allí se plantean desafíos interesantes, como lo expone el docente John Alexander Rojas, director del programa de posgrados en TI de la universidad Pedagógica, pues el tema va más allá de conectividad y cobertura.

Es así como el docente, si bien destaca todas las iniciativas institucionales para llevar estas tecnologías a las regiones más remotas, agrega que es necesario provocar un efecto en los diferentes procesos educativos, para un mayor aprovechamiento de estas, más aun cuando estos procesos de masificación de las tecnologías llegan a contextos y culturas particulares. Es allí donde adquiere importancia el perfil académico de profesionales educados en posgrados como los que ofrece la Universidad pedagógica.

Aprovechar las tecnologías de la Información alrededor de la educación y más aún que los docentes le apuesten a estas nuevas herramientas en su ejercicio profesional, preparándose académicamente, es determinante porque de no continuar con este proceso se amplia la brecha social digital del mundo, afirma el académico, quien agrega que la responsabilidad del maestro es la de ofrecer la mejores condiciones dentro de los procesos educativos, que permita desarrollar el potencial de los estudiantes.

Es cuando aparece un nuevo reto, dar el paso de una educación tradicional, funcional en su momento, pero que también tiene que ajustarse a un mundo cambiante y más precisamente aun modelo de estudiante que fuera del aula de clase si está siendo permeado por dichas tecnologías. Razón por la cual es preciso iniciar todo un proceso de sensibilización y transformación cultural del maestro, asegura el docente.

Aun así para el académico, se han realizado esfuerzos importantes por incluir estas Tecnologías de la Información y Colombia se ha logrado distinguir; sin embargo es preciso tener claro hacía dónde se quiere llevar el país en relación a estas tecnologías, es decir para que le puede servir, teniendo en cuenta sus condiciones económicas y políticas. Más aun cuando las tecnologías hacen que un país sea más competitivo.

Con esta premisa de obtener una mayor competitividad, desde el Gobierno Nacional se han ejecutado diferentes iniciativas en pro de la profesionalización de los estudiantes ya sea en carreras técnicas, pregrados y posgrados a fines con la industria de las Tecnologías de la Información. Fue así como se creó Talento Digital, programa del Viceministerio de las Tecnologías de la Información, que con recursos por el orden de los 36 mil millones de pesos, destinó un 10 por ciento de estos para programas de posgrado relacionados con la industria.

Al respecto Albeiro Cuesta, director de Talento Digital, manifiesta que el programa ha sido creado según las necesidades de la industria en cuanto requerimientos de personal; pues el interés de diferentes empresas por invertir en Colombia ha venido en aumento, pero el país no cuenta con una oferta laboral amplia, por lo que es preciso facilitar las posibilidades para que los estudiantes se enfoquen en programas académicos relacionados a las Tecnologías de la Información. Precisamente porque hasta hace cerca de seis años en el país no había cargos en esta industria, asegura Cuesta.

Durante la primera convocatoria se presentaron 349 personas, de las cuales se beneficiaron 125 personas, quienes están cursando sus posgrados tanto en universidades colombianas como en el extranjero, sobresalen las maestrías en Desarrollo de Software, Gestión de Sistemas de Información y Administración de sistemas informáticos. Estos créditos son 100 por ciento condonables, la única condición es graduarse y que el proyecto de grado sea en beneficio de una entidad pública.

De acuerdo con el director del programa Talento Digital, se espera que la industria de las Tecnologías de la Información se convierta en un renglón de la economía, agregando que esta durante el 2010 obtuvo más de 2.6 Billones de pesos en ventas y en el 2013 estas aumentaron a 5 billones de pesos.

Para el directivo, es preciso ampliar la oferta académica, pues hay programas académicos que son necesarios para potencializar el desarrollo de la industria en Colombia, como por ejemplo aquellos relacionados con negociación con sistemas de información. Esto es una industria del conocimiento; entre más preparados estemos académicamente con diferentes perfiles técnicos y profesionales Colombia será más competitiva, es necesario que la academia diseñe sus programas de la mano con la industria, puntualiza Albeiro Cuesta.