Archivo

‘Hay que subir el potencial de los juegos de suerte’

Cristina Arango Olaya, nueva presidenta de Coljuegos, dice que su reto es hacer crecer el sector.

20 de febrero 2014 , 06:56 p.m.

Aunque el negocio de los juegos de suerte y azar en Colombia es dinámico, porque este es un país de apostadores -las ventas ascienden a $ 3,5 billones al año-, las cifras de las transferencias a la salud por parte del sector siguen bajas en comparación con los recaudos que logran países incluso más pequeños.

Tal situación, para la nueva directora de Coljuegos, Cristina Arango Olaya, es el reflejo de que la informalidad continúa reinando.

Por este motivo, una de sus tareas es implementar el programa de conectividad en el sector, para que las apuestas sean cada vez más transparentes y se puedan incrementar así las transferencias a la salud, que en la actualidad llegan a 322 mil millones de pesos al año. “Esto corresponde a 7,2 dólares por habitante, mientras que en Argentina, con todo y sus problemas, se logra transferir 26 dólares por persona; en Panamá, que es un país pequeño, recaudan 38 dólares per cápita, y en Chile, que solo tiene 25 casinos, logran 65 dólares por habitante”, indica Arango.

OJO EN LAS VENTAS

Bajo la sombrilla directa de Coljuegos, entidad que regula el sector desde hace dos años, tras la liquidación de Etesa, están 366 contratos de operación de juegos, 2753 locales de juego y 74.733 máquinas tragamonedas.

Hasta el momento, los recaudos por derechos de explotación se basan en una renta presuntiva, es decir, dependen del reporte que hagan los operadores.

Por ello, una de las búsquedas de la directora de la entidad es que, con el incremento de la conectividad de las máquinas de juegos -que hasta ahora solo es del 9 por ciento-, se empiece a pagar por ingresos. “El esquema de Coljuegos y la norma han estado enfocados en las máquinas. Intentamos centrarnos más en lo que está pasando con los ingresos para que el recaudo no sea por máquinas, sino por la proporción real de las ventas”, expresó.

HABRÁ NUEVOS JUEGOS

Hacer crecer el sector es el reto global de Arango, para lo cual anuncia que este año saldrán al ruedo nuevos juegos.

Además de las apuestas deportivas paramutuales, cuyo proceso ya arrancó y está pendiente de la licitación para escoger el operador más idóneo, también están en camino otros, como el Keno, un juego para establecimientos localizados (casinos, bingos, bares).

Otro de los nuevos juegos previstos para salir este año es el de las apuestas en deportes y carreras virtuales, que se basa en eventos simulados por computador, como una carrera de caballos.

No obstante, uno de los mecanismos para aumentar el potencial de los juegos de suerte y azar será el control a la evasión. “Ya ha habido un incremento en los contratos de operación, en un 14 por ciento. Eso es muestra de que la formalidad ya está supliendo la ilegalidad”.

SE APLICARÁN SANCIONES MUY ONEROSAS

Según Cristina Arango, las cifras ya muestran que se está golpeando duro a la ilegalidad. “Antes no se hacían operativos de control a la ilegalidad, hoy tenemos 2.700 máquinas retiradas en operativos realizados por Coljuegos”.

De igual manera, también ha ayudado el endurecimiento de multas y sanciones. “Si un establecimiento ha pedido permiso para operar, pero en los operativos se halla que tiene máquinas ilegales, la multa por máquina es de $ 47 millones, lo que puede resultar oneroso para un tendero, por ejemplo”, concluye.

Martha Morales M.

Economía y Negocios