Archivo

Unilever inaugura en Cali megaplanta de detergentes

Esta multinacional comercializa sus marcas en nueve países, operación que se coordina desde Colombia. El presidente de la firma dice que el consumo per cápita en el país les da mucho margen de crecimiento para sus diferentes categorías y por eso se hacen importantes inversiones.

17 de febrero 2014 , 10:30 p.m.

El chileno Ignacio Hojas, presidente de Unilever para la región Andina, que coordina la operación de nueve países, incluida Colombia, habla de las expectativas con la planta de detergentes que inaugurará a finales de marzo en el país, así como de otros factores de la operación en el país. Unilever es una multilatina enfocada en tres líneas de negocio: higiene del hogar, cuidado personal y alimentos.

De todas las líneas de negocio, ¿qué productos lideran sus ventas en el país?

En higiene del hogar, productos FAB, Coco, Lavomatic y Elefante son líderes. En cuidado personal, AXE, Rexona y Dove venden muy bien.

En alimentos, la marca Fruco, con mayonesa y salsa de tomate, y Rama.

De las nueve categorías grandes en las que nosotros participamos, en seis de ellas somos líderes y tenemos 60 por ciento del negocio, ganando participación.

¿Cómo les fue el año pasado en ventas?

El año pasado ganamos participación de mercado, por encima del crecimiento de la economía, pero más bajo que en el 2012 y el 2011, cuando fueron crecimientos de doble dígito. La razón es que los mercados donde participamos estuvieron duros, y crecimos algo por encima del 3 por ciento.

El año pasado, algunos sectores hablaron de desindustrialización. ¿La producción de Unilever creció?

Nuestra producción creció en volumen por encima de lo que lo hizo el mercado. En este país tenemos dos centros productivos en Cali, otro centro de distribución en esa ciudad y cuatro centros de ventas.

Por aumentar la producción, Colombia ha sido una puerta importante de nuestras inversiones, y de hecho estamos haciendo una de las cinco plantas más modernas del mundo en fabricación de detergentes, una de las cuatro categorías más importantes del consumo en Colombia.

¿De qué se trata esa inversión?

Hace dos años, adquirimos el negocio de detergentes que tenía Colgate y fue un paso importante, porque nos permitió una masa crítica. Es una categoría muy importante, que permite absorber costos de distribución e infraestructura. Fue un paso esencial para este negocio en Colombia.

¿Qué expectativas tienen con la nueva planta?

El mercado de detergentes está en 200 mil toneladas por año. La planta está hecha para producir 120 mil toneladas, aunque no vamos a estar al tope de la capacidad, pero nos permite seguir creciendo en el negocio, que es lo que nos interesa.

Tiene una tecnología completamente amigable con el medioambiente, y va a generar cero residuos contaminantes.

Nos llevó 18 meses la construcción, estará lista a finales de marzo, cuando empieza la producción. Ha significado más de 500 empleos para la zona de Palmira, donde está ubicada. Ese impacto social en su área de influencia es importante, además de la sostenibilidad ambiental. Tiene una inversión de 65 millones de dólares. Es la planta más moderna de Latinoamérica.

¿Qué expectativas de crecimiento tienen en el país?

Tenemos apuestas importantes para Colombia. Nuestra facturación en la zona norte del continente, incluida Colombia, es de alrededor de 8 euros per cápita y en la zona sur estamos por encima de 20 euros por persona.

La oportunidad de crecer es muy grande. Muchas de las categorías que tenemos, por tener una pirámide social con una importante base, todavía están poco penetradas en los hogares.

Por ejemplo, somos líderes absolutos con la marca Ponds, en Colombia y, sin embargo, cuando miramos la penetración de hogares, es solo del 10 por ciento. Tratamos de hacer asequibles nuestras marcas, porque algunas son percibidas lejanas para la gente de menos ingresos.

¿Qué tanto ha madurado el consumidor colombiano?

Según analizamos nuestras categorías, vemos que es más exigente y busca productos de calidad. La marca Dove era solo jabones; ingresamos desodorantes y cabello y se está transformando. Ahora el consumidor colombiano usa más poschampú, que son productos para cuidado más desarrollado, y lo mismo en categorías más básicas como detergentes. Se busca calidad.

¿QUÉ NUEVOS PRODUCTOS LANZARÁN ESTE AÑO?

“Somos una compañía que apuesta siempre a la innovación. El consumidor es cada vez más exigente y eso nos genera un reto. Cada año tenemos cerca de 60 lanzamientos con innovación, que aportan casi el 30 por ciento de la facturación anual.

Adicionalmente, cubrimos espacios. Por ejemplo, no existía Dove en cabello y hoy tenemos una participación de 7 puntos en esa categoría. Tampoco había un detergente asequible para la población de bajo ingreso, y en noviembre del año pasado lanzamos Puro, un detergente que se va a producir con tecnología verde que cubre la base de la pirámide. También inauguramos la marca Impulse, el AXE de las mujeres, un perfume en aerosol, una fragancia fina. Ese mercado es de casi 200 millones de dólares y entramos a participar tras una torta grande de ese mercado”.

jaivia@eltiempo.com