Archivo

La certificación para los buenos exportadores

El aval que entrega la autoridad aduanera a las empresas que se destacan por hacer seguros sus procesos de exportación se denomina operador económico autorizado.

10 de febrero 2014 , 08:29 p.m.

Cualquier empresa exportadora que pueda garantizar los niveles mínimos de seguridad en toda la cadena de envío de sus productos al exterior, así como que cumpla a tiempo y debidamente todos sus compromisos y obligaciones aduaneras, tiene derecho a convertirse en operador económico autorizado (OEA).

En Colombia la entidad oficial aprobada para expedir estas certificaciones es la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), y por tratarse de un acuerdo suscrito entre autoridades aduaneras, para facilitar el tránsito de mercancías y construir relaciones confiables entre los actores del comercio exterior, los gobiernos de cada país tienen un papel fundamental en el proceso.

El proceso no es otra cosa que elevar a lo más alto la reputación de las empresas exportadoras para que generen la confianza necesaria entre sus clientes y las autoridades que ejercen control en las aduanas del mundo, a través de cadenas de suministro fuertes y seguras.

Un buen operador económico autorizado es aquella empresa privada que suministra oportunamente al sector público, entendido este como Dian y la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional, toda la información electrónica relativa a sus envíos de mercancía al exterior o desde el puerto hacia el interior del país, así como de la que se encuentran en tránsito de llegada o salida.

También es la que implementa un procedimiento fortalecido de análisis de riesgos para abordar todos los temas relacionados con la seguridad en la cadena de suministros, realiza continuamente la revisión al detalle de la carga de alto riesgo, usa equipos de inspección de mercancías dotados de tecnología no intrusiva y acata las normas mínimas y los protocolos de seguridad que se deben observar durante todo el proceso mencionado con anterioridad.

Todo este entable busca que las relaciones entre las autoridades aduaneras de los países involucrados en el comercio sean óptimas, así como las que deben existir entre las empresas dedicadas a este negocio y las aduanas colombianas.

ACUERDOS DE RECONOCIMIENTO MUTUO

Son aquellos que se suscriben entre dos gobiernos representados por sus respectivas autoridades aduaneras, para prolongar indefinidamente el comercio global y permitirle a cada operador económico autorizado hacerse visible y confiable para los clientes en el exterior.

Así mismo, les facilita el acceso a otros mercados que les eran desconocidos o donde no habían podido entrar por no proyectar la solidez necesaria, y les ahorra tiempo valioso en procesos de inspección de sus envíos, que al final se traducirán en preferencia por parte de sus aliados de negocios.

Para el caso colombiano, toda empresa que funja como exportador, importador, representante de muelles de servicio público, transportador marítimo, aéreo y terrestre de tránsito aduanero nacional; operador de zona franca, intermediario de tráfico postal y envíos urgentes, comercializadoras internacionales, agencias de aduanas, de carga internacional y marítimas; depósitos públicos y privados y aeropuertos, pueden celebrar acuerdos de reconocimiento mutuo (ARM) y constituirse como operadores económicos autorizados.

EL FOMENTO DE LA ACTIVIDAD EXPORTADORA

Una de las entidades en Colombia que más se ha involucrado en este proceso de certificación aduanera es la Asociación Nacional de Comercio Exterior -Analdex, que ofrece a los empresarios la posibilidad de acogerse a su programa de operadores económicos autorizados, reduciendo considerablemente los tiempos muertos de sus trámites, poniendo en marcha un cronograma pre establecido y haciendo un análisis confiable a través de todo el proceso para que el mismo culmine con éxito.