Archivo

Petrobras perforará en el mar de La Guajira

Se trata del pozo Orca, en el bloque Tayrona, en el que la brasileña participa con Ecopetrol y Repsol.

05 de febrero 2014 , 08:13 p.m.

Seis años después de que la petrolera estatal brasileña Petrobras no tuviera éxito en el primer pozo exploratorio del bloque Tayrona, adjudicado en el 2004 y ubicado en aguas que van desde La Guajira, pasando por Magdalena, y hasta el Atlántico, la firma que opera esta área de exploración en asocio con Ecopetrol y la española Repsol hará un nuevo intento.

Según conoció este diario, la compañía se encuentra preparando toda la logística necesaria para realizar la perforación de un nuevo pozo exploratorio en este bloque, el cual se llamará Orca y que se comenzaría a taladrar hacia el mes de mayo.

El nuevo objetivo de búsqueda de hidrocarburos se da luego de varios años en los que se ha recopilado mejor información geológica, y ocurrirá una vez la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) les dé el visto bueno a unas modificaciones a la licencia ambiental.

Conocedores del proceso confirmaron que para el pozo Orca el licenciamiento ambiental salió relativamente rápido, frente al promedio que actualmente se toma la aprobación de una licencia, toda vez que fue autorizado en aproximadamente ocho meses.

A finales del año pasado, el viceministro de Energía, Orlando Cabrales, había anunciado que para este año estaba programado este pozo, al cual se sumarán otros dos, localizados en el golfo de Morrosquillo y en La Guajira.

Según información de la página web de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, actualmente Petrobras es el operador del bloque con una participación del 40 por ciento, mientras el resto del interés exploratorio lo comparten Ecopetrol y Repsol, cada una con una cuota del 30 por ciento en el área.

Las autoridades del sector minero-energético y la propia compañía tienen mejores expectativas con los resultados de este proyecto, que demandará inversiones mínimas de entre 70 y 100 millones de dólares.

SIGUE FIRME

Incluso, en recientes reuniones con funcionarios del ramo, Petrobras confirmó que si bien el año pasado acordó salir de su participación en 11 bloques y dos oleoductos, para vendérselos a la francesa Perenco, su objetivo no es irse de Colombia, sino mantenerse con lo que actualmente pose.

No obstante, no es previsible que Petrobras crezca en el mediano plazo en el país, dados los millonarios compromisos que tiene para desarrollar su plan de inversiones en Brasil, para el desarrollo de las cuantiosas reservas de crudo estimadas en el llamado presal debajo del lecho marino en aguas profundas y ultraprofundas.

El inicio de las perforaciones costa afuera confirma la apuesta que varios jugadores le harán a esta nueva frontera de recursos, pues si bien existe una base grande en la cuenca madura de los Llanos Orientales, las posibilidades de crecimiento están en este tipo de áreas, toda vez que ya se ha probado que los grandes descubrimientos de los últimos años en el mundo han sido hallazgos en el mar.

APOSTANDO POR LA BÚSQUEDA EN EL LECHO MARINO

En el país ya están grandes jugadores de la exploración costa afuera del mundo, como Shell, Chevron, Anadarko, Repsol y la firma india ONGC Videsh, algunas operando la totalidad de áreas y otras en asocio con Ecopetrol.

Incluso, esta semana se conoció que la inglesa BG Group acordó el ingreso al 30 por ciento de los bloques costa afuera de Shell en el país.

Esta empresa tiene amplia experiencia en la búsqueda de gas en el mar.

No obstante, el objetivo del Gobierno es traer otras dos o tres compañías que están en el top 10 de la firma Energy Intelligence, mediante la promoción de la Ronda Colombia 2014.

Ómar G. Ahumada R.

Economía y Negocios