Archivo

Repunte del dólar empieza a sentirse en algunos bienes

Turismo, alimentos, bienes duraderos e incluso la gasolina ya vislumbran un alza en sus precios.

02 de febrero 2014 , 05:47 p.m.

En el primer mes del 2014, el precio del dólar en Colombia subió 94,3 pesos, y hoy se negocia en 2.021 pesos, niveles que no se veían desde mayo del 2010.

Esta situación, que por un lado se convierte en un alivio para el sector productivo, en particular para los exportadores que recibirán más pesos por cada dólar que vendan, tiene un impacto en los consumidores.

Si bien hay estudios del Banco de la República que concluyen que la transmisión de la devaluación a los precios toma alrededor de tres meses, en la práctica, los alimentos, electrodomésticos, automóviles y demás artículos de consumo importados, e incluso la gasolina, suben en el corto plazo.

Mientras que algunos miembros del Banco de la República han señalado en esta coyuntura que aún hay margen para que la divisa suba sin que se vea afectada la inflación, analistas consultados dicen que la pregunta es si lo que está sucediendo con el dólar es una tendencia o una reacción temporal.

El presidente del centro de estudios Anif, Sergio Clavijo, considera que aún es prematuro pensar que la devaluación podría encarecer los precios de los productos importados, “porque no estamos hablando de devaluaciones anuales que vayan a superar el 5 o 6 por ciento”.

Añade que incluso podría verse una tendencia a sustituir importaciones por productos nacionales, lo cual también tendrá un efecto positivo para el país.

SE ALISTA EL BOLSILLO

Francisco Chaves, director de Investigaciones de Corredores Asociados, señala que los productos transables (los que pueden intercambiarse en el exterior) sí pueden subir de precio, pero esto no tiene un impacto fuerte en la inflación total, pues representan poco menos de un tercio.

De cualquier manera, el consumidor siente esta situación de distintas maneras.

El impacto más inmediato lo sienten los colombianos que estén en el exterior y hagan compras con tarjeta de crédito, así como quienes compren tiquetes aéreos con precios en dólares.

Por otro lado, los precios de los productos perecederos que se importan también pueden sentir un efecto en el corto plazo, primero al comercializador y luego al consumidor.

En el caso de los cereales, el producto con mayores volúmenes de importación en el agro, los impactos irán dándose por lo menos hasta dentro de tres meses, pues este es el tiempo entre el cierre de un negocio y la entrega física.

“Lo ganado por el dólar no es tan significativo frente al comportamiento de los precios de los cereales; por esto, los cerealeros les apuestan más a las coberturas de precios de las materias primas que a las coberturas del dólar”, dijo Henry Vanegas, gerente de Fenalce.

Aunque en el caso de los bienes duraderos importados, como los electrodomésticos, no hay un efecto rápido debido a los inventarios, en otros casos ya se advierten aumentos en los precios.

La tasa de cambio terminó afectando los precios de los vehículos que distribuye en Colombia Autogermana (BMW y Mini). En efecto, la compañía informó que a partir de hoy varios de sus modelos tendrán alzas en sus precios.

En otros, la compañía reducirá sus márgenes.

Entre tanto, la tasa de cambio es uno de los elementos que se tiene en cuenta dentro de la fórmula de precios de los combustibles y justamente, el Gobierno anunció que la gasolina sube 85 pesos en febrero.

Alejandro Reyes, jefe de investigaciones de Ultrabursátiles, señala que normalmente hay elementos que funcionan como estabilizadores.

Por ejemplo, en coyunturas en que el dólar se aprecia, las materias primas bajan de precio. Sin embargo, afirma que la situación actual es distinta, pues el clima enrarecido en los países desarrollados hace que los precios de los commodities no bajen.

PRESIONES A LA BAJA DE LA DIVISA

"Lo que queda de espacio para la devaluación es limitado, porque a pesar del ruido causado por los emergentes, Colombia tiene buenos fundamentales y crece más que la mayoría en la región.

Esto podría llevar a que la inversión de portafolio no salga tanto, e incluso vuelvan a llegar recur- sos, y la IED también ayudaría", dice Francisco Chaves.