Archivo

A Gloria de Perú 'le gustan' Conservas California y Lechesan

La tradicional empresa de bebidas refrescantes santandereana Conservas California -hasta no pocos años reina del jugo de tomate para elaborar en el país el tradicional cóctel Bloody Mary- podría pasar a manos extranjeras.

02 de febrero 2014 , 05:11 p.m.

Fuentes del sector de alimentos dan como inminente una alianza entre la empresa colombiana, y otra de sus filiales, Lechesan, con el grupo peruano Gloria, matriz de otra la productora de lácteos reconocida en el mercado local, Algarra.
La alianza podría ir desde una venta de las dos compañías y/o activos de Conservas California y Lechesan hasta la formación de un joint venture de producción.
Algarra, filial más grande de Gloria en Colombia, ampliaría así su negocio, pues registra ventas anuales por
160.219 millones de pesos, y con la integración de Conservas California y Lechesan llegaría a unos 258.000 millones, dando un salto importante en el ranking del sector.
Conservas California y Lechesan reportan, respectivamente, ingresos operacionales anuales por 60.274 y 37.285 millones de pesos.
En sus 60 años de historia, Conservas California no ha sido solo productora de néctares sino también de jugos naturales, refrescos, conservas de frutas y vegetales, productos culinarios y aguas.
Sin embargo, uno de sus productos emblemáticos es Néctar California que por muchos años fue también un regalo predilecto para convalecientes en clínicas y hospitales.
Hacia 1956, la empresa comenzó a fabricar productos en envase de vidrio como salsa de tomate, mermeladas y enlatados.
La Organización también produce y comercializa la marca Tampico para algunas regiones del país.
Cabe recordar que en 1971, California fue adquirida por la multinacional Nestlé, a Grace Co., pero en 1982 esta la vendió a sus actuales dueños, la familia santandereana Serrano.
Algarra, empresa adquirida en 2004 por Inversiones Gloria de Colombia, la holding principal de los ´incas’ en el país, tiene un proyecto al 2015 que incluye el crecimiento inorgánico, es decir, a través de fusiones y adquisiciones.
Dicho plan apunta a duplicar el tamaño actual en Colombia y ser líder del negocio de lácteos, así como tener presencia en todo el territorio nacional.
El crecimiento inorgánico le permitiría a Algarra igualmente diversificar el portafolio y dispersar el riesgo cuando centraliza las operaciones de acopio y producción.
La estrategia también disminuye costos propios de las ventas como fletes y distribución.
Algarra recolecta de los productores unos 72 millones de litros anuales de leche, que en cerca de un 40 por ciento compra en la zona de Zipaquirá (Cundinamarca).
No obstante, su plan al 2015 también involucra el crecimiento orgánico y en 5 líneas principales: leche UHT, avena, crema de leche y quesos.