Archivo

Concluyó sin inconvenientes la jornada de Día sin Carro en Bogotá

Más de un millón de vehículos se quedaron en casa. Unos minutos después de concluida la restricción, a las 6:30 p.m., las calles continúan casi por completo sin vehículos particulares.

31 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Antes del inicio de la jornada se sintieron algunas congestiones vehiculares en las principales vías de la ciudad. La autopista norte, una de las principales entradas a la ciudad tuvo un tráfico mayor al usual hacia las 6 de la mañana.

Debate sobre la restricción

Para unos, se trata de una actividad de reflexión que ha hecho famosa a Bogotá en el mundo entero; para otros, de una jornada inútil y económicamente costosa que no soluciona absolutamente nada.

Pese a haber sido establecida por consulta popular en el 2000, esta jornada de reflexión sobre la forma en que nos desplazamos por la ciudad enciende año a año un acalorado debate entre sus partidarios y sus detractores.

Argumentos a favor del día sin carro

La jornada busca concientizar de que el carro es una forma ineficiente, cara y contaminante de movilizarse. Hoy el 19% que se transporta en carro, ocupa el 42% de la malla vial. Y los que lo hacen en bus (75%), el 25%.

El número de carros en Bogotá está creciendo a un ritmo de más de 60.000 vehículos nuevos por año. Asumiendo 10 mts. por carro (con el espacio entre ellos), cada año hay 60 kms. más de carros. Y el espacio no es ilimitado.

La contaminación por monóxido de carbono se redujo en un 66% durante el último 'Día sin carro' (2006), una prueba irrefutable de cómo, además de movilizar poca gente y congestionar, contaminan mucho.

Ir en carro al trabajo ocupa 90 veces más espacio que el mismo viaje en metro, y 20 veces más que en autobús o tranvía. Y con el agravante de que el carro está parqueado el 95 por ciento del tiempo, mientras que los buses circulan moviendo a mucha gente.

Mientras en el 2003 el tiempo promedio de viaje en bus o buseta era de 48 minutos, en el 2005 ya era de 53, según datos de la Veeduría Distrital. Y la situación empeora con el aumento de los carros, que ocupan mucho espacio y transportan poca gente.

El 75% de los bogotanos se mueve en transporte público todos los días del año

La jornada es la oportunidad para la promoción de medios alternativos de transporte como la bicicleta, que aparte de no contaminar el ambiente, contribuye a la salud y la economía de las personas.

Que la jornada cuesta millones a la economía es discutible. La gente ahorra en gasolina y parqueo, por lo cual hay menos congestión y polución. Las compras que no se hagan hoy, se desplazan para otro día. No hay que olvidar que para el 75% es un día normal.

La jornada ha convertido a Bogotá en referencia mundial en este tema y refuerza la idea de que es urgente desarrollar un buen sistema de transporte público.

'El Día sin carro' no es un capricho. Fue una decisión soberana y democrática del 63 por ciento de los bogotanos que participaron en una consulta popular sobre el tema, en el 2000.

Argumentos en contra

El comercio reporta pérdidas cercanas al 40% en sus ventas cada vez que hay 'Día sin carro', cerca de 50 mil millones de pesos, dice Fenalco.

Además de las ventas, se pierden negocios importantes en la ciudad, pues muchas personas deciden aplazar sus reuniones y diligencias este día.

La atención al público se reduce considerablemente en el sector privado (bancos, oficinas, concesionarios).

El número de pasajeros de TransMilenio se incrementa un 5% (60 mil) en la jornada y los buses rojos van aún más llenos.

Hoy también viajarán muy llenos los 13.862 vehículos de transporte público colectivo (buses, busetas y colectivos), 38.756 taxis y 400 alimentadores.

El Distrito restringe el carro, pero no hace nada para controlar a los miles de taxis piratas. La mancha amarilla que hoy inundará la ciudad así lo demostrará

La falta de conectividad entre las ciclorrutas quedará una vez más en evidencia.

Perderán un día de trabajo un millón de personas que depende del carro (entre empleados de talleres, vendedores, etc.).

La polución más peligrosa para la salud humana el PM10 (micropartículas suspendidas en el aire) creció en el pasado 'Día sin carro', en febrero del 2006, según el Dama. Esto, por el pésimo diesel que utiliza el transporte público, que ese día circuló a plena capacidad.

El 43 por ciento de los empresarios de la capital resultan afectados durante este día, reveló un estudio de la Cámara de Comercio. Solo el 28 por ciento de ellos recupera lo perdido en días posteriores.

No olvide hoy que...

La jornada del 'Día sin carro' va de 6:30 a.m. a 7:30 p.m.
Quien saque su carro recibirá una multa de 216.500 pesos.

El Pico y Placa del día (3 y 4 para público, y 7, 8, 9 y 0 para particulares) estará vigente entre 6 y 6:30 a.m. y entre 7 y 7:30 p.m.

Si va a usar la bicicleta, no olvide llevar chaleco y casco.

En parqueaderos y centros comerciales puede estacionar la bicicleta. Pero no olvide la cadena y el candado.

Si va a usar TransMilenio, llegue a su estación con tiempo y pague con sencillo. El pasaje vale 1.300 pesos.

También habrá 39.000 taxis y 14 mil buses, busetas y colectivos.

REDACCIÓN BOGOTÁ