Archivo

Constelación Latina sueña con deslumbrar con su salsa en Estados Unidos

Han gananado campeonatos, pero no tienen recursos para representar al país en el campeonato que se realizará en marzo próximo en Las Vegas.

30 de enero 2007 , 12:00 a.m.

En el talonario que Jorge Riascos empezó a ofrecer para reunir 500 mil pesos quedan todavía algunas boletas, pero "estoy seguro que las acabo antes del 31 de enero cuando juega la rifa", dice lleno de optimismo.

Este bailarín de 19 años, junto a sus compañeros del grupo Constelación Latina, sueña con representar a Colombia en el campeonato mundial de Salsa que se realizará en Estados Unidos.

Y mientras toca las puertas de sus vecinos en el barrio Alirio Mora Beltrán, en el oriente de Cali, sus amigos hacen lo propio con un portafolio de servicios en el que ofrecen, por mil pesos, clases de baile en los diferentes colegios de la ciudad de la salsa.

A estos 20 jóvenes ilusionados, entre los 17 y los 24 años, solo los mueve un objetivo: El Annual World Salsa Championships que se realizará en marzo próximo en Las Vegas (Estados Unidos).

Cada uno de ellos cree que solo requiere de dos millones de pesos para pasaportes, visas y gastos de viaje. El problema es que no tienen recursos.

Constelación Latina ocupó el segundo lugar en el Primer campeonato Mundial de Salsa realizado en septiembre pasado en Cali, lo que le mereció su representación en el país del norte para el campeonato mundial en diciembre.

Sin embargo, no hubo plata ni ayuda por parte de los organizadores del campeonato para ese objetivo, aunque triunfaron entre más de 3.000 bailarines nacionales e internacionales.

Como no fue posible viajar prepararon lo mejor de su repertorio y el 9 de diciembre se coronaron como los campeones del Festival Intercomunas de Salsa y Reguetón organizado por la Secretaría de Cultura y Turismo de Cali, donde ganaron cinco millones de pesos.

Decidieron que no están dispuestos a perder la oportunidad y por eso han recurrido a todo su ingenio y su talento para buscar el dinero que tanto necesitan para alcanzar su anhelado sueño.

"No es suficiente el dinero que tenemos y el patrocinio de la empresa privada es esquivo", dice María Olivia Viveros.

Además, los jóvenes artistas esperan la certificación de la alcaldía de Cali, para que se les facilite el proceso para conseguir la visa a los Estados Unidos.

Mientras se despeja su futuro económico, el grupo, en jornadas bastante intensas de dos horas, todos los lunes, miércoles y viernes, alista desde ya la coreografía de Así soy yo, una descarga de Harry Harlow. Con ella, ellos esperan honrar a Cali como la capital de la salsa.

Bailarines con sangre de campeones

En Cali hay 35 escuelas de baile asociadas, pero funcionan más. Se estima que cada comuna tiene por lo menos tres y aquí hay 22 comunas.

En diciembre pasado, en Las Vegas, siete parejas de Swing Latino ocuparon el primer puesto en el Annual World Salsa Championships, en categoría cabaret. Por parejas quedaron segundos.

En el 2005, en este mismo campeonato y en la misma categoría, Diana Vargas y Ricardo Murillo fueron los mejores.
Swing Latino, Vargas y Murillo también ganaron en el World Colombian Style Salsa Champion de Miami en el 2006 y el 2005.

En noviembre pasado el grupo Rucafé, de Cali, se coronó campeón en el Mundial de Ruedas de Casino celebrado en Miami.
Luis Eduardo Hernández, el maestro de Swing Latino, obtuvo el tercer puesto en el Congreso de Salsa de Puerto Rico.