Archivo

Peligrosa banda que operaba en el barrio Rosales fue desmantelada por la Policía

A sus seis integrantes, quienes al parecer tendrían vínculos con el cartel del Norte del Valle, les encontraron armas, granadas y vehículos robados.

29 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El rescate de un empresario secuestrado permitió a la Policía Metropolitana el desmantelamiento de la banda dedicada al sicariato, la extorsión y el robo de vehículos.

El operativo se inició el pasado viernes a las 11 de la noche, en un apartamento de la calle 145 con carrera 50, en el sector de Mazurén.

Allí, atado de pies y manos, y sedado, las autoridades encontraron a Nelson Ceballos, un reconocido joyero, por quien los delincuentes pedían 1.200 millones de pesos a cambio de su liberación.

Este hombre había sido raptado el 24 de enero, cuando fue a cumplir una supuesta cita de negocios a un lujoso apartamento de la calle 72 con carrera 2, en pleno Rosales.

La cita era una trampa y Ceballos fue privado de la libertad junto con dos personas que lo acompañaban: Nacianceno Castañeda, uno de sus cuñados, y un amigo identificado como José Norberto Arias. Los tres con edades entre los 40 y 50 años.

Un día después, los cuerpos de estas dos últimas personas aparecieron sin vida en un paraje de la vía Suba-Cota. Al parecer, los secuestradores los asesinaron para presionar el pago del rescate.

El carro en el que llegó Ceballos a la cita en Rosales -una camioneta Toyota Prado último modelo- fue encontrada en un parqueadero del Parque de la 93.

No generaron ninguna sospecha

Los investigadores relataron que hacía mes y medio que los delincuentes habían tomado en arriendo el inmueble de Rosales donde perpetraron el secuestro. Y allí guardaban buena parte de sus armas de fuego.

En ese apartamento los integrantes de la banda solían realizar fiestas a las que acudían trabajadoras sexuales y había ruido hasta altas horas de la madrugada. Curiosamente, dijo la Policía, ninguno de los vecinos se percató de la situación o, al menos, no la denunció.

Los delincuentes tenían además otro apartamento en la calle 147 con carrera 54, también en el sector de Mazurén, y se movilizaban de un sitio a otro en una camioneta Montero, un Mercedes Benz blindado, un Mazda Allegro y dos motocicletas de alto cilindraje. Además, tenían dos camionetas Chevrolet Dimax.

Las autoridades comprobaron que tres de esos vehículos habían sido robados meses atrás en las calles de Bogotá.

En los tres apartamentos, que fueron allanados entre la madrugada del viernes y el pasado sábado, las autoridades hallaron dos granadas de fragmentación, 50 cartuchos calibres 5.56 y 7.62, además de pistolas y revólveres.

Los detenidos fueron identificados como: Hely Antonio Gallego, Yuerney Franco, Duvan Albeiro Gallego, Juan Emilio Castellanos, Diana Marcela Jiménez y Jessica Liliana Mojica.

Al parecer, la banda tendría relación con narcotraficantes del cartel del norte del Valle y sus miembros deberán responder ante la justicia por secuestro extorsivo, hurto agravado, y porte de armas de fuego y municiones.