Archivo

300 predios baldíos serán legalizados en Boyacá por el Instituto Colombiano para el Desarrollo Rural

Se analiza la posibilidad de ampliar la meta a 500 propiedades. El sector más beneficiado es la provincia de La Libertad, con sus municipios de Pisba, Paya, Labranzagrande y Cubará.

29 de enero 2007 , 12:00 a.m.
La medida busca beneficiar a los agricultores que no pueden acceder a crédito o ayudas financieras porque la tenencia de sus tierras no es legal.

"Generalmente las tierras de los campesinos de este departamento son heredadas, pero no se realiza un proceso legal de sucesión; por esta razón no pueden demostrar que el predio en que viven o trabajan les pertenece legalmente", explicó Luis Alejandro Tovar, jefe de la oficina de Enlace Territorial del Incoder para Boyacá y Cundinamarca.

Jornada de choque en La Libertad

Los campesinos interesados deben adjuntar la escritura de derechos y acciones. "En caso de que no cuenten con una escritura deben acercarse a la oficina de Registro de Instrumentos Públicos y registrar el bien. El documento esencial es el certificado de libertad y tradición", indicó Tovar.

El proceso para la adjudicación definitiva tarda cinco meses. Primero se realiza la visita al predio y en inspección ocular se demarcan los linderos. Después se adelanta un proceso administrativo y procesal.

"En caso de que el propietario no quiera legalizar la pertenencia de su terreno, su situación es de ocupación, es decir, puede realizar obras de mejora, practicar la agricultura, pero no podrá solcitar créditos o hipotecar la propiedad. Además un terreno sin propietario o baldío pertenece al Estado", concluyó el Jefe de la oficina de Enlace.