Archivo

Los ladrones se roban un taxi diario en Bogotá; la mayoría son 'Hyundai Atos'

Entre los conductores, además, hay preocupación por el reciente asesinato de dos de sus compañeros en las últimas semanas.

28 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El alcalde, Luis Eduardo Garzón, fue el que encendió las alarmas, tras al revelar que en los primeros 20 días de enero se habían robado 21 carros en las calles de la ciudad.

Garzón explicó que los carros más hurtados corresponden a la marca 'Hyundai Atos' y dijo que todo obedece no solo a la alta presencia de esta clase de vehículos, sino al surgimiento en Bogotá de un 'mercado negro' alrededor de sus repuestos .

El mandatario le pidió a la Policía empezar a investigar este negocio en los llamados 'desguazaderos' de la capital.

Al ser interrogado por las muertes, el alcalde prefirió guardar silencio, pues hay varias pistas que apuntan a que se trata de crímenes entre bandas de delincuencia común, en las que tendrían participación los propios taxistas.

Los dos taxistas que fueron asesinados trabajaban para Taxi Express y Taxis Libres.

Señales sospechosas

Lo primero que llamó la atención de los investigadores que llegaron a los lugares donde se produjeron los asesinatos fue que a los dos hombres no les robaron ni el vehículo, ni el dinero u otros objetos de valor.

Incluso, uno de los crímenes ocurrido en la calle 182 con carrera 9a., se produjo hace dos semanas. La investigación apunta a que se trató de un ajuste de cuentas, pues el conductor habría participado en robos de carros en la capital.

Uldarico Peña, gerente de Taxis Libres -empresa con 22 mil de los 55 mil taxis que circulan en Bogotá-, expresó su preocupación por estas muertes, y además denunció el incremento en el robo de radioteléfonos.

Peña señaló que los ladrones vienen apoderándose de estos equipos para comercializarlos en sitios clandestinos de la ciudad.

Un radioteléfono se consigue legalmente a un precio de 800 mil pesos, mientras que uno robado puede ser vendido por 300 mil pesos.

"Les hemos pedido a los conductores que no compren esa clase de radios, porque eso incrementa los hurtos", señaló Peña.

Además, les pidió al Ministerio de Comunicaciones y a la Alcaldía realizar operativos de control en los laboratorios donde se instalan esos radioteléfonos, equipos a través de los cuales a los taxistas se les asignan los servicios a domicilio.

El gerente de Taxi Express, Clemente Hernández, dijo que todos estos robos obedecen a la inseguridad .

Por esa razón, Hernández le pidió a la Policía Metropolitana incrementar la presencia de uniformados en los principales ejes viales para garantizar la tranquilidad.

En las últimas semanas, los gerentes de las principales compañías se han reunido y han acordado transmitirle a los conductores mayor solidaridad a la hora de ser víctimas de la delincuencia y colaborar más con la Policía Metropolitana, a través de la red de apoyo.