Archivo

Dos años de toque de queda no han servido

28 de enero 2007 , 12:00 a.m.

En este puerto, para espantar la muerte de los barrios, no han servido dos años de toque de queda en las comunas 3, 4, 5 y 12, ni ha sido suficiente la Fuerza Pública que el presidente Álvaro Uribe envió el año pasado para frenar los disparos.

Hay más de mil uniformados, con chalecos y cascos antibala, con armas y explosivos, caminando entre niños y niñas descalzos.

Se ha llegado a plantear la militarización de los esteros, que son los terrenos bajos y pantanosos de la zona, por donde se estarían moviendo los delitos, incluido el narcotráfico. De hecho, dos lanchas de la Armada Nacional hacen turnos para los controles en la bahía.

Las cifras de muertes causan sus diferencias. La Alcaldía creó el Observatorio del Delito para despejar dudas sobre la criminalidad en el puerto.

De ese modo se sabe que el año pasado hubo más de 460 muertes y este año van 30. Pero en esas cifras no aparecen jóvenes que mueren en pugnas de narcotráfico o del conflicto armado. Sus cadáveres van al mar o son sepultados, según denuncias sueltas.

No es clara tampoco la cantidad de desaparecidos no reportados ante las autoridades.

Más allá de la discusión, lo cierto es que un 85 por ciento de las víctimas no supera los 35 años. El Observatorio dice que la franja de edad más golpeada está entre los 20 y 24 años, seguida de los de 30 y 34, y de 25 y 29.

Más del 70 por ciento de ellos tenía a 'oficios varios' como su actividad y un 12 por ciento eran desempleados. Pero también han caído albañiles, comerciantes y comuneros.

La gente se arriesga con la coca en un puerto donde los estratos altos no existen, donde el desempleo llega al 60 por ciento y donde 14.000 de las 71.000 casas están en asentamientos subnormales. Los homicidios se han encargado de señalar barrios.

Si ocurrieron en los barrios Lleras o Alfonso López, las autoridades concluyen pronto que se trata de una venganza contra milicianos; si son en la calle Piedras Cantan del barrio Viento Libre o en El Firme, que serían los 'paras'.