Archivo

Rastrearán a Fernando Botero en 187 países gracias a que fue incluido en circular azul de Interpol

La medida implica que el ex ministro de Defensa debe ser localizado y seguido por las autoridades del país en que se encuentre, pero no debe ser capturado.

26 de enero 2007 , 12:00 a.m.

La decisión se tomó luego de que el pasado miércoles la Corte Suprema de Justicia ratificó una condena contra el ex ministro por haberse apoderado 800 millones de pesos de la campaña presidencial de Ernesto Samper Pizano.

"Básicamente se trata de saber dónde está, qué hace, cómo y dónde se moviliza para que en caso de que se le expida una circular roja, pueda ser capturado sin mayores contratiempos", explicó a este diario una fuente de Interpol.

Esta obligación le corresponde a los 187 países que hacen parte de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

La circular roja de este organismo sí equivale a una orden de captura con fines de extradición.

Sin embargo, este documento solo lo emite la Interpol a solicitud de la entidad que expidió la orden de captura contra la persona, que en este caso fue la Corte Suprema de Justicia de Colombia.

Este tribunal confirmó una condena de dos años y medio de prisión contra el ex ministro Botero Zea que le impuso el Tribunal Superior de Bogotá por haberse apoderado de dineros que aportaron empresas lícitas a la campaña presidencial de Samper.

Según el proceso, en 1994, cuando Botero Zea era director y representante legal de esa campaña, se apropió de ese dinero, que fue invertido, en parte, en la compra de una lujosa finca en Tabio (Cundinamarca).

La investigación estableció que el dinero -en dólares- fue consignado por empresas reconocidas en cuentas corrientes que Botero Zea tenía en tres bancos de Nueva York, y que jamás llegó a la campaña presidencial.

Las investigaciones determinaron que Botero Zea, amparándose en la confianza que le tenían, logró que el dinero fuera consignado en sus cuentas diciendo que este serían trasladado a la campaña, lo que nunca sucedió.

El ex ministro, dijeron fuentes del DAS, estaría radicado en México desde hace algunos años.

Sin embargo, los investigadores creen que se podría movilizar hacia Canadá o algún país europeo, situación que también advierte la Interpol en su circular azul.

REDACCIÓN JUSTICIA