Archivo

Por no repartir cinco mil pesos de una venta, joven de 16 años fue asesinado en el barrio Combeiba

De acuerdo con la investigación, un hombre disparó en tres ocasiones contra Jhonny Ramón Ramos por haberse gastado en vicio el dinero que recogio tras la venta de unos CD.

25 de enero 2007 , 12:00 a.m.

"No repartió la plata con el amigo y se la gastó. Por eso me lo mataron", dice María Enciso Portela, la madre del occiso. "Se me fue de las manos, no lo pude controlar. Yo no podía tener ningún centavo porque me robaba para comprar vicio. Las drogas lo sacaron de la casa y lo lanzaron a la calle con una pandilla de consumidores", recuerda la mujer.

Al momento de su muerte, Jhonny Ramos ya no vivía con su mamá sino con su papá, Héctor Betancourth, en el barrio La Libertad. A su lado aprendió a moler maíz y a preparar mazamorra, que juntos salían a vender en las calles.

El adolescente también vendía gafas y cacharrería en la carrera Tercera, al lado de la mamá, que trabaja como vendedora ambulante. El sepelio se cumplió en el cementerio San Bonifacio.