Archivo

Ordeñador mecánico que diagnostica a vacas enfermas con mastitis, crearon Estudiantes de Unillanos

El invento de los estudiantes de ingeniería electrónica, Felipe Rodríguez y Julián Hernández, ayudará a evitar pérdidas económicas en hatos ganaderos.

25 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Este revolucionario invento podría ayudar a desterrar la enfermedad cuando se encuentra en su fase inicial y evitar que 'cuaje' en las ubres de las vacas.

En el Meta la mastitis afecta a unas siete mil vacas de ordeño.

"Al ordeñador mecánico le implementamos un sensor que consta de dos electrodos. Tomamos una muestra de leche de ocho mililitros y a través de un circuito electrónico se procesa la medición que se hace por medio del método de conductividad eléctrica. Cuando una vaca está infectada de mastitis subclínica (enfermedad en sus inicios), la resistencia eléctrica de la leche disminuye porque hay presencia de mayores concentraciones de cloruro de sodio, o sea que aumenta la conductividad de la electricidad", explicó el ingeniero Felipe Rodríguez.

Luego de la muestra se visualiza en una escala de 0 a 8 para evaluarla. Si esta se ubica de 0 a 4 se encuentra en los índices normales, pero si pasa de 4 la vaca presenta síntomas de la enfermedad.

Según el médico veterinario y zootecnista con especialización en pastos y forrajes, Vladimir Sánchez, la máquina detectora de mastitis es muy útil porque en su inicio la enfermedad es difícil de diagnosticar.

"La leche de una vaca con mastitis subclínica presenta baja calidad y eso genera pérdidas económicas, porque los centros de acopio la evalúan y de acuerdo a la calidad de la misma le ponen el precio", aseguró el zootecnista.

Invento que genera ahorro y calidad

El ahorro que puede generar este novedoso invento, es la principal carta de presentación para empezar a comercializarlo.

Según Jorge Luis Parra Arango, médico veterinario de Corpoica, cuando un animal está afectado por esta enfermedad se comprometen total o parcialmente los cuartos mamarios de la vaca (ubre con los cuatro pezones) y su productividad se merma de acuerdo a los avanzado de la mastitis.

Parra Arango explicó que en promedio una vaca que produce unos ocho litros diarios puede mermar su producción de leche hasta en un 20 por ciento en el mejor de los casos porque en otros, la leche es inservible y corre peligro la vida del animal.

Algunos ganaderos señalaron que con la pronta detección de la enfermedad, los lecheros pueden tomar correctivos y evitar gastos innecesarios para curar a los animales, que pueden ascender a los 10 mil pesos diarios por cada uno.