Archivo

Con controles y recomendaciones Secretaría de Salud busca evitar accidentes en piscinas

No solo los administradores de los establecimientos tienen responsabilidad, también los padres, dice el secretario de Salud de Cali, Eduardo Cruz.

20 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El funcionario hizo recomendaciones sobre la seguridad que debe darse en más de 400 piscinas que hay en la ciudad con el fin de evitar que se presenten casos como el ocurrido en Cartagena donde un niño murió al ceder la rejilla de una bomba de succión.

Señaló que en Cali se realizan controles sobre las condiciones higiénico-sanitarias en las piscinas, principalmente en las de acceso público.

Sin embargo estos establecimientos deben realizar un permanente control  para evitar accidentes y mantener actualizado a su personal para reaccionar ante una emergencia.

Recordó que los planos de la ubicación de las tuberías, el debido uso de las bombas de succión, el buen estado de las instalaciones y la presencia de personas que puedan prestar primeros auxilios, son normas básicas de seguridad para evitar accidentes.

Aunque estos hechos no se repiten muy a menudo, exige a los administradores de piscinas a preveer los riesgos y a reaccionar efectivamente ante ellos.

A los padres les recordó  que un niño pequeño puede ahogarse en profundidades de menos de cinco centímetros y el uso de flotadores no evita estos accidentes. Es más, en algunos casos, incluso impiden la flotación de la cabeza.

En el caso de jóvenes y adultos, los accidentes se producen en general por conductas temerarias o actividades en el agua estando bajo la influencia del alcohol.