Archivo

Abejas africanizadas atacaron la finca El Ubérrimo, del presidente Álvaro Uribe

El ruidoso enjambre arremetió con furia en el patio de aves y, en cuestión de minutos, dejó tendidos sin vida cinco pavos reales.

17 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Dos gallinas ponedoras, que en diciembre pasado salvaron sus plumas al no ser tenidas en cuenta para el suculento sancocho que el Presidente brindó a sus más cercanos colaboradores, no corrieron esta vez la misma suerte, y al igual que sus vistosos parientes sucumbieron ante los inclementes aguijones.

Testigos dan cuenta de que tras el letal recorrido los insectos dirigieron su zumbido hacia las marraneras, donde se ensañaron con los cerdos. Sin embargo, allí el resultado fue menos desastroso: apenas dos lechonas sufrieron picaduras y por esta oportunidad lograron salvar el pellejo.

De allí, la peligrosa colonia revoloteó y revoloteó hasta ubicarse en la copa de un frondoso árbol.

La situación fue tan dramática que los peones del predio se vieron obligados a refugiarse en la casa principal de la hacienda para no ser víctimas de la mancha negra. Rápidamente cerraron puertas, ventanas, y cuanto orificio quedaba descubierto. Luego pidieron auxilio al Cuerpo de Bomberos de Montería.

Con potentes chorros de agua y el humo de antorchas, los voluntarios de la entidad alejaron las abejas. Según dijeron, la intensa ola de calor que hay en Córdoba pudo provocar 'estrés' en los insectos y originar la 'embestida'.

Los campesinos residentes en El Sabanal, corregimiento vecino a El Ubérrimo, le pidieron al Cuerpo de Bomberos estar atento, pues presumen que el enjambre desplazado del predio presidencial regrese y cree el caos.

ROBERTO LLANOS RODADO
Corresponsal de EL TIEMPO
MONTERÍA