Archivo

El 'elefante' de la calle 80 se está creciendo: recuperar el dinero podría demorar cinco años

18 meses después del escándalo por esta obra que aún no sirve y en la que Bogotá invirtió 4.188 millones de pesos, no hay una sola sanción contra quienes la diseñaron, contrataron y construyeron.

15 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El 5 de octubre del 2005, cuando salió a la luz pública el caso del conector de la calle 80 con Autopista Norte, que costó 4.188 millones de pesos y que completaba cuatro meses sin funcionar por fallas técnicas, los organismos de control abrieron investigaciones y el alcalde Luis Eduardo Garzón pidió responsables.

El entonces vicefiscal general de la Nación, Jorge Otálora, anunció el 26 de octubre de ese año la apertura de un proceso penal. Cuarenta y ocho horas antes la Personería Distrital había citado a seis funcionarios y ex funcionarios del IDU a rendir descargos.

El 10 de noviembre del 2005, la Contraloría de Bogotá abrió un proceso de responsabilidad fiscal. Ese mismo día la Fiscalía llamó a indagatoria a 14 personas por los delitos de celebración indebida de contratos y peculado por apropiación a favor de terceros que, según el Código Penal, se castiga con penas superiores a los seis años de cárcel.

Todo indicaba que los responsables del 'elefante blanco' de la 80 serían identificados y castigados. Y más aún cuando el 16 de marzo del 2006 la Fiscalía les impuso detención domiciliaria a tres funcionarios, entre ellos Lino Baena, ex director de Construcciones del IDU y quien se desempeñaba como secretario de Obras Públicas.

¿En qué van los procesos?

Sin embargo, 15 días después, el 31 de marzo, la misma Fiscalía anuló las diligencias de ese caso, incluida la medida de aseguramiento, por un error de procedimiento.

Entonces el proceso fue dividido en dos expedientes: en el primero de ellos ya se pidió reanudar la investigación contra Baena, otros dos funcionarios del IDU y la interventora Rosalba Romero Torres, quienes tomaron decisiones en el tema del conector después del primero de enero del 2005, cuando entró en vigencia el sistema penal acusatorio.

En la otra investigación, sobre hechos ocurridos hasta el 31 de diciembre del 2004 y que se adelanta con base en el sistema antiguo, el pasado 27 de julio la Fiscalía llamó a juicio a la ex directora de la entidad María Isabel Patiño, así como a Diego Sánchez Fonseca, quien hasta el año pasado fue director técnico de construcciones del IDU; Ricardo Zapata Arias, representante legal del Consorcio Los Héroes que adelantó los estudios y diseños, y Édgar Portilla López, representante legal de la Unión Temporal Autonorte que construyó el conector.

La decisión fue apelada y se está a la espera de que la Fiscalía Delegada ante el Tribunal Superior de Bogotá resuelva el recurso presentado por la defensa.

Para María Isabel Patiño, todo este proceso es injusto. "Yo no firmé ese contrato. Por ser de menor cuantía, pero no por eso menos importante, yo delegué ese proceso. Además, los diseños fueron aprobados por Planeación Distrital y la Secretaría de Tránsito. Es increíble que la protagonista de ese contrato sea yo. El único director del IDU en ese caso soy yo. Dónde está la gente que construyó esa cosa".

En el caso de la Personería, en agosto del año pasado el expediente fue pedido por la Procuraduría General de la Nación donde actualmente está en etapa de recolección de pruebas, según reportó el viernes el Ministerio Público.

Y en la Contraloría, la división de Responsabilidad Fiscal no ha embargado las cuentas de ningún funcionario que intervino el conector de la 80 ni de las firmas contratistas de la obra.

En veremos la plata

Las noticias no son mejores sobre las gestiones del Distrito para recuperar los 4.188 millones de pesos que invirtió.

La recién posesionada directora del IDU, Liliana Pardo, en respuesta a un cuestionario que le envió EL TIEMPO, dijo que las aseguradoras se negaron al pago y que por eso ya se inició un proceso ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca contra los consorcios Los Héroes e Inservías, "para lograr el pago de los perjuicios que por la mala calidad de los diseños se han ocasionado a la ciudad".

El Consorcio Los Héroes fue el encargado de los estudios y diseños, mientras que Inservías realizó la interventoría. El IDU basa su reclamó en un concepto técnico que la Universidad Nacional entregó en noviembre del 2005 "tras detectar graves falencias e incumplimiento de normatividad de diseño", según Pardo. Razón por la cual la entidad aún no les ha recibido el conector a los contratistas.

Otra cosa piensan los diseñadores. El 5 de octubre del 2005, en declaraciones que publicó este diario, el consorcio argumentó que el constructor y el interventor fueron los que cambiaron las especificaciones de la obra.

La discusión ya se trasladó a los tribunales donde el proceso tardará mínimo cinco años.

Mientras esto ocurre el 'elefante' de la 80 sigue creciendo.

Actualmente la Unión Temporal Autonorte, que adelantó el proyecto, hace algunas reparaciones. "Es la nivelación del pavimento. Fue necesario ya que los buses realizaban un salto que obligaba a disminuir la velocidad de operación. Estará lista el 15 de enero", explica Liliana Pardo.

Al martes 16 podrán volver a circular los buses de TransMilenio, pero seguirá restringido el paso para centenares de carros particulares, obligando así a los conductores que vienen del occidente a dar una 'vuelta' que les toma mínimo 20 minutos, para poder ir al norte. Y todo por cuenta de una obra que todavía no sirve y por la cual no hay una sola sanción.

Los problemas técnicos de una obra clave para la movilidad

El primer problema en detectarse fue un desnivel. La pendiente de un tramo de la vía no permitía el paso de los buses de TransMilenio, pues la inclinación hacía que pegaran contra el pavimento. Además, el diseño impedía a los conductores que vienen del occidente, por la calle 80, ver el semáforo del conector antes de tomar la Autonorte. Para la Fiscalía, los diseños "presentan falencias protuberantes". Esta obra es clave para mejorar la movilidad ya que permitiría que tanto TransMilenio como carros particulares que vienen del occidente tomen hacia el norte sin congestionar otras vías como la calle 74 y la carrera 15.

La ciudad tiene un 'zoológico' vial

El 'mamut' de la 63. En comienzo el interconector de la Circunvalar costaría 9.000 millones de pesos, pero se pagaron 39.000 millones. Hoy lo utilizan 27 carros por hora, según la Contraloría Distrital.

El 'oso' de la Caracas y A. Norte. El uso del relleno fluido ha obligado al Distrito a gastar casi 20.000 millones de pesos en reparación de losas esas dos troncales. Los daños seguirán, al menos en la Caracas.

WISTON GONZÁLEZ DEL RÍO
SUBEDITOR DE BOGOTÁ
wingon@eltiempo.com.co