Archivo

Fiscalía tomó posesión del Club San Fernando con ayuda de la fuerza pública

La venta del tradicional club caleño, cuya negociación quedó cerrada el pasado miércoles, se enredó anoche cuando el inmueble pasó a órdenes de la Fiscalía, como medida preventiva

11 de enero 2007 , 12:00 a.m.

 Cuando las puertas se cerraban a sus socios para proceder a la construcción de un centro comercial, llegó  la Fiscalía. La actual junta directiva del Club instauró una demanda por estafa, proceso que adelanta el Juzgado 26 Penal municipal.

El pasado 23 de octubre la asamblea del Club decidió  vender sus instalaciones. Los socios recibirían, como parte de pago, tres lotes ubicados en Cali. Pero no todos quedaron contentos y uno de los socios acudió  ante la Oficina Jurídica de la Gobernación para que investigara la actuación de la junta directiva en la negociación del Club.

La Oficina Jurídica destituyó a la junta directiva cuyos miembros no podrán aspirar a ninguna postulación en la Corporación Club San Fernando durante los próximos 10 años. Según la jefe de esta dependencia, Nieves Cecilia Vásquez, la promesa de compra venta se acordó  por 21.500 millones de pesos y terminó vendiéndose por 18.000 millones, lo que evidenciaba un supuesto detrimento patrimonial.

El 4 de diciembre pasado se eligió  a la nueva junta directiva que tomó la decisión de demandar  la venta del Club cuyo comprador fue Bernardo Pinzón Rivera, un exportador de café y quien tenía cerca del 72 por ciento de las acreencias post concordatarias. El San Fernando entró en concordato en el 2000.

 Con la posesión de la Fiscalía Pinzón Rivera no podrá disponer del Club. Jaime Caicedo, presidente de la junta directiva destituida, siempre ha defendido la legalidad y la transparencia de la venta del San Fernando.