Archivo

La acusación

09 de enero 2007 , 12:00 a.m.

La Fiscalía acusa a Jorge Londoño, presidente del Bancolombia, y a Federico Ochoa, vicepresidente, de tres cargos:

ESTAFA, pues una serie de maniobras habrían permitido a los socios del antiguo BIC quedarse con la mayoría del Bancolombia, pagándoles a los vendedores menos de lo que merecían.

USO INDEBIDO DE DINERO de los ahorradores, pues buena parte de la compra habría sido realizada con dineros de préstamos al antiguo BIC (el más importante, del BIC Panamá) que terminó pagando el Bancolombia, en perjuicio de los pequeños accionistas de esta entidad que pagaron por una deuda que no era de ellos.

OPERACIONES NO AUTORIZADAS con accionistas, pues aparte del tema de los créditos, hubo numerosos negocios del Bancolombia, como venta de portafolio del BIC a la nueva entidad, que perjudicaron a los accionistas mayoritarios pues Bancolombia habría pagado más de lo debido.

EL FISCAL IGUARÁN sostuvo que algunos "calanchines de Medellín" le ayudaron a los dueños del BIC a inflar su título ADR en la bolsa de Nueva York, para mejorar las condiciones de negociación a la hora de la fusión, en perjuicio de los Gilinski y otros minoritarios.