Archivo

Lipólisis láser se proyecta como un método efectivo para adelgazar

Los especialistas aseguran que este procedimiento quirúgico puede realizarse a cualquier edad entre los 15 y los 80 años. Resaltan el hecho de que no pone en riesgo la vida del paciente.

09 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Martha Patricia Rojas, una economista tolimense de 40 años, consultó a muchos cirujanos antes de decidirse a hacer algunos cambios en su cuerpo.

La profesional sentía que su apariencia no era la misma luego de dar a luz y amamantar a dos hijos. Veía sus senos caídos y la piel de su abdomen flácida, incluso sabía que había aumentado varios kilos. La solución, pensó ella, no estaba en un gimnasio, debido a sus apretados horarios de trabajo, ni siquiera en la alimentación que ella llevaba balanceada.

Requería una cirugía cosmética, pero el remedio, según Martha Patricia, parecía peor que la enfermedad. Tendría que poner en riesgo su vida en una sala de operaciones y acostumbrarse a cicatrices permanentes en su cuerpo.

Un día, sin embargo, escuchó hablar de la lipólisis láser, una técnica avanzada, destinada a remover el exceso de tejido adiposo en esas áreas 'problema'. Supo que un cirujano bogotano, Gabriel Cubillos, investigaba sobre el procedimiento con láser y lo visitó.

Martha Patricia lo 'fusiló' con cientos de preguntas acerca del láser, y las respuestas la motivaron a operarse.

''Lo mejor de esta cirugía es que no me dejó moretones, ni cicatrices horrendas, no perdí sangre, llegué al trabajo a los tres días, no utilizaron anestesia general, ni me hospitalizaron y lo más importante...estoy viva'', dice sonriente.

Según la economista, además de verse con una increíble cintura, un abdomen totalmente plano y unos senos bien puestos, la lipólisis láser le asegura que su delgadez será permanente porque no solo le destruyeron la grasa, sino también los 'envases' donde esta se acumula. Si la persona engorda, la grasa se distribuye en otras zonas. Otra ventaja del láser es que llega a partes del cuerpo donde no se puede acceder con una lipoaspiración y los costos están a la par de las liposucciones tradicionales.

Investigación

Desde hace ocho años al médico cirujano Gabriel Cubillos, un bogotano de 40 años de edad y dos décadas de experiencia en medicina estética, le interesó el tema del láser. Sabía que el rayo láser tenía múltiples aplicaciones así que se propuso averiguar cuáles eran para ofrecerlas como alternativas a mujeres y hombres que estuvieran interesados en mejorar su apariencia, sin los traumatismos de la cirugía tradicional y, lo más importante, con la seguridad de continuar con vida, al término de la intervención quirúrgica.

Fue así como se encontró con el láser de diodio arsenurio de galio con una longitud de onda de 670 manómetros, específico para la destrucción de la célula grasa, sin afectación del tejido vascular.

Hoy en día, este profesional opera y asegura la vida del paciente.

Láser para todo el cuerpo

La lipólisis láser es un procedimiento recomendado a cualquier edad. Además, todas las partes del cuerpo son 'candidatas perfectas' para la lipólisis: cara, cuello, mejillas, brazos, abdomen, mamas, pecho y grasa alrededor de las axilas, cintura, flancos y caderas, espalda, glúteos, muslo externo, entrepierna, muslo anterior y posterior, rodillas, pantorrillas, tobillos.

La lipólisis láser es una buena elección para aquellos que han hecho todo lo posible para perder grasa acumulada sin resultados positivos. Como todo procedimiento quirúrgico, requiere de unos estudios preoperatorios, incluso de unos cuidados días antes de la operación y un posoperatorio sencillo. La anestesia local tumescente que se utiliza es garantía de vida.