Archivo

Polémica por construcción de parqueadero en los terrenos donde se localizaba el Teatro de Duitama

Algunos ciudadanos critican el hecho de que la administración de la cuidad permitiera la construcción en el lugar donde se alzaba este importante patrimonio cultural.

09 de enero 2007 , 12:00 a.m.
Los viejos recuerdos que albergan quienes conocieron el Teatro Duitama, como la visita de la legendaria actriz argentino-mexicana Libertad Lamarque, son lo único que queda de ese escenario.

Este teatro, desde sus inicios, fue totalmente adecuado para que funcionara como teatro y durante dos años allí se tuvieron diferentes presentaciones, en especial de Zarzuela, que por esos días era la característica de los teatros en Colombia.

Sin embargo, como el evento no era lo suficientemente popular y atractivo para los espectadores, su propietario, Sergio Felipe Mesa, decidió empezar a proyectar las películas que en ese momento se encontraban en auge.

"Yo asistí en varias oportunidades a ese teatro y nos divertíamos con las películas de Chaplin y Cantinflas", recuerda el licenciado Félix María Segura Medina y agrega que no entiende cómo es que un patrimonio tan importante fue derribado para acomodar un parqueadero de vehículos.

El lugar fue construido entre 1928 y 1930 en la carrera 15 con calle 17 esquina. En sus 75 años pasó por diferentes propietarios hasta que en el pasado mes de diciembre el lugar fue demolido por su último dueño y convertido en un parqueadero de vehículos.

Renovación de la ciudad

Pero el teatro no es el único inmueble antiguo que ha sido derribado. Varias casas de estilo colonial y que hicieron parte de la historia de los duitamenses están siendo demolidas para ser convertidas en improvisados negocios.

"A mi oficina están llegando constantemente cartas de los vecinos de estos inmuebles, quienes nos responsabilizan si llega a ocurrir una tragedia ya que en Duitama hay muchas casas que amenazan con derrumbarse de un momento a otro y sus propietarios no tienen de donde arreglarlas", explica el Curador Número Uno de la población, José Hernando Castelblanco López, quien agrega que las principales ciudades del departamento han venido sufriendo una renovación en su infraestructura.

"Ese era un predio privado y el propietario decidió demolerlo porque estaba demasiado averiado, pero además se encontraba por fuera del paramento", cuenta la secretaria de Planeación municipal, Dora Fonseca Pinto.

La edificación fue durante muchos años el escenario cultural más importante que tuvo la ciudad. Allí se realizaban las ceremonias de grados de los diferentes planteles educativos.

"Fue tan bien concebida la construcción que muchas personalidades lo consideraban como una copia del Teatro Jorge Eliécer Gaitán, de Bogotá", manifiesta el licenciado Félix Segura Medina.

Con melancolía, este historiador duitamense recuerda que mientras en teatros importantes en el departamento las empleadas domésticas tenían que llevar las sillas para que los dueños de casa se sentaran, el de Duitama había sido dotado desde un comienzo con una completa silletería.