Archivo

Para que trabajadores pasen más tiempo con sus familias, empresas buscan alternativas

Existe una preocupación entre expertos en recursos humanos por el aumento en el número de divorcios, debido a que muchas personas son absorbidas por el trabajo y no tienen tiempo para los suyos.

07 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Por ejemplo, en la organización Colombiana Kimberly Colpapel, todos los días a las 5:30 p.m. se apagan las luces, dejan de funcionar los computadores y se activan las alarmas para avisarles a los empleados que ya es hora de salir.

La práctica, común desde hace varios meses, hace parte de la estrategia de esta compañía para lograr un balance entre el trabajo y la calidad de vida de sus colaboradores.

Otras empresas como Almacenes Éxito, Hewllet Packard, algunas petroleras y unas más del sector de las comunicaciones también están buscando alternativas.

Willy Mayenberger, presidente de Acrip, recuerda con tristeza una anécdota que sucedió este año en el Colegio Andino de Bogotá, donde se convocó a una reunión de padres para estudiar la posibilidad de permitir que los niños entraran una hora más tarde, y el 70 por ciento dijo que no.

Al parecer -dice Mayenberger-, para muchas personas, entre más temprano salgan de sus hijos, mejor. Y eso se debe a que las ocho horas de trabajo han dejado de ser suficientes para que la gente cumpla con las tareas diarias.

Entonces, muchas personas llegan a su trabajo desde las 6 de la mañana para que el día les rinda más. Pero a las 8 de la noche aún están en función del trabajo, ya sea en alguna reunión o preparando las cosas para el día siguiente.

En los cargos ejecutivos la situación es mucho más complicada porque en numerosas ocasiones las personas se tienen que comprometer los sábados para ir a la oficina y cuando se trata de viajar, los domingos y festivos terminan convirtiéndose en días laborales.

A pesar de las iniciativas que han tenido algunas empresas, Rodrigo Montealegre, de Delima Mercer, dice que Colombia aún tiene un gran atraso en este tema frente a países como México, Brasil, Chile y Uruguay, donde los empresarios han entendido que no se es más productivo por permanecer más tiempo en la oficina.

Ojo a las juntas

"La reunionitis es una de las causas para que las personas no puedan hacer su trabajo en paz", afirma la experta Inés de Pardo, de la firma Altos Ejecutivos.

En este sentido, los especialistas en el tema opinan que si bien las reuniones son muy necesarias para la planeación del trabajo, lo ideal es que se hagan sólo para lo estrictamente necesario y se trabaje sobre un cronograma que permita evitar que sean improductivas.

Otra de las alternativas para incrementar la productividad de los trabajadores sin tener que quitarle el tiempo a la familia está en aprovechar mejor los recursos que ofrece la tecnología, opinan gerentes de recursos humanos de algunas empresas.

En este tema, Hewlett Packard es uno de los pioneros. Según cuenta la colombiana Adriana Vargas, que trabaja para esta firma en Estados Unidos, la compañía tiene oficinas virtuales en algunas áreas y ha logrado incrementar en 3 por ciento la productividad de cada trabajador. En Colombia se empieza a replicar la idea.

¿Es usted esclavo del trabajo? Responda las preguntas y saque la conclusión

Está demostrado que no por trabajar más horas se obtiene más dinero ni se logra el máximo de la productividad requerida.

Según Rodrigo Montealegre, de Delima Mercer, "la gente está cambiando dinero por tiempo. Conozco casos donde en vez de un aumento del 7 por ciento prefieren quedarse con 3 por ciento y sumar el porcentaje restante al tiempo de vacaciones. También hay quienes piden mejor cobertura en salud".

A continuación, usted encontrará una serie de preguntas que le ayudarán a identificar su situación laboral.

Si responde positivamente a la mayoría de ellas, es tiempo de que encienda las alarmas y trate de negociar con su jefe mejores condiciones para equilibrar la balanza entre lo personal y lo profesional.

Si, por el contrario, la mayoría de respuestas son negativas, siéntase satisfecho y evalúe cómo sacarle el mayor provecho a su trabajo y a su tiempo libre para lograr mayor felicidad.

ADRIANA CAMARGO G.
REDACCIÓN ECONÓMICA