Archivo

Evacuar 90.000 carros en cuatro meses, el reto de los centros de diagnóstico para la revisión

Si las matemáticas no fallan, la meta se puede lograr siempre y cuando se den ciertas condiciones que, por el momento, no se cumplen en la realidad.

06 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Los cálculos, en el caso de Bogotá,  son los siguientes: en la ciudad rueda un millón de carros particulares, de los cuales cada 100.000 corresponden a cada dígito final de la placa.

Considerando que muchos de ellos son nuevos y aún no deben someterse a la revisión, el cálculo del número de vehículos que se deben revisar en este primer turno de cuatro meses es de de 90 mil.

La revisión de un carro demora 15 minutos en promedio, pero como no hay que esperar a que uno termine para que entre el siguiente, los cálculos de los diagnosticentros dan para evacuar hasta 12 carros por hora.

Suponiendo que desde el primero de enero pasado hubiera 10 líneas de diagnóstico funcionando, una operación matemática simple dice que en un turno de 8 horas seguidas, durante 120 días (entre el primero de enero y el 30 de abril), se podrían atender 115.200 automóviles.

Lo anterior se logrará siempre y cuando se mantengan la velocidad de 12 carros por hora en cada línea de diagnóstico, en jornadas de ocho horas o más, los siete días de la semana.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que hasta ahora solo hay un centro de diagnóstico trabajando en la revisión, que en el cálculo se incluyen domingos y festivos y que ya va corrida una semana de enero.

Adicionalmente, no se sabe cuándo van a empezar a funcionar los 10 centros que esperan la certificación del Dama o del Ministerio en Bogotá. Algunos de sus propietarios dicen que hay que dar tiempo para que las cosas se estabilicen, pero coinciden en que debería ampliarse el plazo otro mes para las placas terminadas en cero, pues el plazo podría ser insuficiente hasta que todos los centros proyectados estén funcionando a plenitud.

Por ahora, se mantienen los plazos acordados y tanto el Ministerio de Transporte como los dignosticentros esperan que se pueda atender ese número de usuarios antes del último día de abril.

Hay que recordar que el periodo de revisión para las placas terminadas en cero se extendió un mes, pues en los planes originales se tenía como fecha límite el último día de marzo.

En qué consiste la revisión

La norma que empezó a regir desde el pasado primero de enero obliga a que los vehículos de más de dos años se sometan a un examen para comprobar y certificar su buen funcionamiento.

La diligencia debe realizarse cada dos años, pero ya en los primeros días los usuarios están haciendo filas interminables para cumplir el requisito.
 
Las congestiones contrastan con lo que el Ministerio le aseguró a EL TIEMPO a mediados del año pasado. Incluso, Jorge Pedraza, Director Nacional de Tránsito, dijo que habría citas en días y horas específicas para cada usuario, con el fin de que los bogotanos no perdieran tiempo.

Se necesitan mil metros por línea

La mayoría de centros de servicio cuenta con una o dos líneas de diagnóstico, en las que se revisa el estado del motor, la suspensión, la dirección, los frenos, los vidrios y el funcionamiento de los elementos de seguridad del vehículo.

Los requerimientos de la norma dicen que por cada línea de atención el centro debe disponer de mil metros cuadrados. Por tal razón, y debido a los altos costos que ello implica, el promedio de centros tendrá entre una y dos líneas de diagnóstico.

Datos sobre la revisión

  • Revisar el carro le cuesta 90 mil pesos, aproximadamente.
  • Si un carro es rechazado, tendrá 15 días para volver a revisarlo sin tener que pagar nuevamente.
  • Si es rechazo por segunda vez, deberá arreglar el daño y pagar por la nueva revisión.
  • El Ministerio de Transporte dice que las sanciones comenzarán a partir del primero de mayo.
  • Si tiene el certificado de gases vigente y manda el carro a revisión, el centro está obligado a descontar el valor del certificado de gases del total de la cuenta.