Archivo

Feria Taurina le ha representado 150 millones de pesos en impuestos a Duitama, en cuatro años

Desde que se constituyó la Asociación de Amigos de la Plaza de Toros 'César Rincón', la fiesta brava también les reporta utilidades a hoteleros, taxistas y restaurantes, entre otros.

04 de enero 2007 , 12:00 a.m.

El festejo genera 165 empleos directos y unos 500 indirectos.  

La razón: se empezaron a contratar figuras del toreo mundial, entre ellos el maestro César Rincón, quien apoyó la idea de hacer de la feria de Duitama una de las más importantes del país. Esto hizo  que muchos aficionados que iban a Cali, Manizales o Cartagena se volcaran hacia la plaza 'César Rincón'.

"En cuatro años le hemos pagado al municipio por concepto de impuestos 150 millones de pesos. Además, las inversiones que se le han hecho a la plaza de toros ascienden a 240 millones de pesos", afirma el presidente de Duitaurina, Pablo González.

Alejandro Alarcón, gerente del hotel Hacienda El Carmen, dice que la temporada taurina es la época de desquite para la hotelería de Duitama. Manifiesta que para este fin de semana el cupo del hotel está lleno.

El gerente del Paipa Hotel y Centro de Convenciones, Alejandro Blanco, señala que desde diciembre tienen reservaciones de aficionados que asistirán a la Temporada Taurina de Duitama.

Generadores de empleo

Entre los beneficiados de los festejos taurinos se encuentran los vendedores de manzanilla, de botas licoreras, de sombreros, de ponchos, de comidas y de artesanías, quienes hacen su agosto en enero.

"Yo vendo hasta 200 mil pesos en una tarde. Las corridas son otra alternativa para levantar algunos pesitos", comenta Rafael Castro, un vendedor de manzanilla de Duitama.

Pero además de los vendedores, también reciben sus salarios gracias a la fiesta brava los funcionarios que trabajan en la logística, como los 25 obreros de cuadrilla, los encargados de las refacciones locativas y los taquilleros.

Camilo Andrés Arias Uscátegui remata sus vacaciones como administrador de la tasca bar que está ubicada en las afueras de la plaza de toros. A su cargo tiene 25 empleados, la mayoría de los cuales son estudiantes y laboran como meseros, en el bar y en la cocina.

"Lo que gano aquí en la temporada taurina me sirve para ayudarme con los gastos que tengo que pagar en la carrera de zootecnia", afirma Arias Uscátegui, quien estudia en la Universidad de La Salle.

Camilo Andrés, además, es el administrador de la bodega de licor y las diferentes bebidas que tiene que entregar a los vendedores ambulantes. En las cuatro tardes de la temporada devenga por su trabajo cerca de dos millones de pesos.

"Yo laboro desde hace tres años con Duitaurina y para mí es una bendición, ya que de lo que gano le puedo ayudar a mis dos hijos que tengo en la Universidad y uno que tengo en el colegio", explica Ana Julia Coronado, quien labora como secretaria de la organización.

Manuel Antonio Cepeda, en cambio, es uno de los trabajadores que se beneficia durante todo el año de su salario que recibe por su trabajo como celador, al lado de dos compañeros en diferentes turnos. Su labor consiste en cuidar la plaza y sus alrededores.
"Gracias a mi salario que devengo desde hace año y medio como vigilante de la plaza he podido sostener mi hogar y ayudar a mis hijos con su estudio", comenta Manuel Antonio Cepeda.

Otras voces

El maestro César Rincón, matador de toros y ganadero, afirma que los carteles de la temporada de Duitama están bien conformados, tanto para las dos corridas como para la novillada.

"Algo muy interesante y novedoso es que es la primera vez que se hace en esta región un concurso de ganaderías, por lo que estamos muy contentos y felices. Quiera Dios que pueda ser un día muy importante, sobre todo para los aficionados, pues todos los ganaderos que concursaremos ese día hemos seleccionado uno de nuestros mejores ejemplares", dice Rincón.

La directora ejecutiva de Cotelco Capítulo Boyacá, Martha Lucía Corredor López, manifiesta que la feria de Duitama es un importante atractivo para turistas de otras regiones del país.

"La temporada le ayuda muchísimo a la hotelería de Duitama y a uno que otro hotel de la región", precisa.