Archivo

El año 2007 fue recibido con un aumento en el número de quemados en el país

Se registró un incremento del 36 por ciento: pasó de 47 casos reportados el 31 de diciembre del 2005, a los 73 registrados este año en la misma fecha.

01 de enero 2007 , 12:00 a.m.

Al mismo tiempo, hubo un menor registro de homicidios durante las celebraciones de fin de año: apenas fueron contabilizados 22 en la principales ciudades del país como Medellín (3), Cali (6), Bogotá (4) Pereira (3) Barranquilla (3) y departamentos de Bolívar (1) y Norte de Santander (2), según reporte de los corresponsles de EL TIEMPO.

Así mismo, la accidentalidad en las carreteras disminuyó un 33 por ciento. Los conductores tuvieron más cuidado al viajar, lo cual permitió que solo ocurrieran 12 accidentes viales este puente festivo, a diferencia del 2005 para el mismo periodo cuando fueron registrdos 18 accidentes. Estos dejaron cinco personas muertas y 15 heridas.

En cuanto a los quemados, Antioquia sigue presentando el mayor número (26). Le siguen Quindío (7), Bolívar (6) y Bogotá (5).

A excepción de la capital colombiana, donde la mayoría de los heridos fueron mayores de 18 años, en el resto del país los lesionados fueron menores de edad que encendieron especialmente totes, mechas y chispitas.

Entre los casos informados, están los de Cali donde de las cuatro personas heridas, dos eran menores de 5 años y una de ellas se quemó los párpados con chispitas.

En Santander, dos de las cuatro víctimas fueron menores, de 8 y 14 años, que llegaron a centros hospitalarios de Bucaramanga con quemaduras en la cara y las manos.

En el Quindío fueron reportados siete heridos, seis de ellos menores de edad. En Soledad (Atlántico), un menor de 16 años perdió el tercer y cuarto dedo de su mano derecha producto del estallido de un tote. Luego del accidente fue recluido en el Hospital Pediátrico.

Por otro lado, en Barranquilla el hecho que más llamó la atención fue el del niño de 16 años, Marcos García, a quien se le alojó en el cuello una bala perdida cuando festejaba el fin de año en el barrio Buena Esperanza, al oriente de la ciudad. El menor permanece en la clínica Reina Catalina.

11 por ciento fue el aumento de la ocupación hotelera en este puente festivo, al pasar de 83,6 por ciento del 2005, al 94,6 por ciento este año.

Crece fabricación ilegal de licores

En Bogotá mientras bajó el número de quemados (de 51 a 24 casos), no sucedió lo mismo con la fabricación ilegal de licores: subió un 56 por ciento.

El hecho fue denunciado ayer por el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Daniel Castiblanco, tras informar que mientras en el 2005 fueron incautadas 5.992 botellas de licor adulterado, este año fueron decomisadas 13.830.

Pero lo más preocupante para las autoridades policiales fue que, en el término de una semana, encontraron cuatro fábricas clandestinas para adulterar licor en Bosa, Suba y Kennedy.

Uno de esos alambiques fue descubierto en Villa del Río (Bosa), en el sur occidente de Bogotá, donde siete personas tenían un camión listo para empacar las 4.000 botellas con aguardiente y ron adulterados. Igualmente fueron halladas estampillas y tapas de licores.

El general Castiblanco informó por estos hechos la detención de 54 personas y pidió a la ciudadanía denunciar a la línea 112 .