Archivo

El búho de anteojos está en riesgo en Antioquia

Sociedad Antioqueña de Ornitología interpuso una medida cautelar para buscar su protección.

notitle
26 de febrero 2017 , 10:30 p.m.

Un extraño búho, caracterizado por su color oscuro alrededor de los ojos, está en peligro de perder su hábitat en la única área urbana donde lo han identificado. La Sociedad Antioqueña de Ornitología (SAO) denunció que una población de búho de anteojos (‘Pulsatrix perspicillata’) en Ciudad Bolívar, Antioquia, está amenazada por la tala de unos bosques que afectan a una trilladora de café.

En un documento técnico, que conoció EL TIEMPO, la SAO explica que el 21 de febrero se inició el corte de dichos árboles donde habita la especie en ese municipio. La situación escaló hasta el punto de que la comunidad, junto con la policía, intervino para evitar la poda de seis árboles más.

Corantioquia, autoridad encargada de otorgar los permisos para realizar tal actividad, señaló que desconocía la presencia de los búhos.

En vista de la situación de riesgo de estas aves, la SAO interpuso una medida cautelar solicitando la suspensión inmediata de la licencia y la revocatoria de la misma, como acción para proteger a las aves.

A eso, agregan, se suma que la edificación que pide el retiro de los árboles se construyó sin respetar los espacios establecidos alrededor de las quebradas. Esto hace que el área entre la zona verde y las instalaciones sea mínima.

La licencia fue solicitada porque los árboles –debido a su estado fitosanitario– podrían comprometer algunas estructuras de una empresa trilladora de café situada a orillas del río Bolívar.

La SAO hizo un llamado a las autoridades municipales que controlan el otorgamiento de licencias de construcción. No solo por el valor de los bosques cercanos a los ríos como corredores ecológicos para la fauna silvestre, sino también por su aporte para evitar que se erosionen las orillas y contribuyan a prevenir los desbordamientos.

Al ‘Pulsatrix perspicillata’ se lo conoce por ser el búho más pesado del neotrópico y habita principalmente en bosques. Los investigadores destacan que es poco lo que se sabe sobre su ecología en el país y aunque existen reportes de observación a lo largo de su distribución, este es el único nido activo del que se tiene noticia en una zona urbana.

Debido al interés que genera esta especie se ha podido observar cómo, a lo largo de casi cinco años, han sido exitosos sus programas de reproducción. Otro de los beneficios que le aportan a la zona urbana es el control de especies como los roedores, que son transmisores de enfermedades.

Esta especie también contribuye al turismo nacional e internacional.

“Cabe mencionar que es una especie sombrilla, tope de la cadena alimentaria, y su desaparición podría generar dinámicas de poblaciones de sus presas que no podríamos prever”, sostiene el documento de los investigadores.

Durante el recorrido que realizó la Sociedad Antioqueña de Ornitología, también se observaron ejemplares de ‘Accipiter ventralis’ y ‘Milvago chimachima’, dos especies de rapaces que al igual que el búho de anteojos utilizan el bosque para alimentarse y son controladoras de otras especies menores.

EL TIEMPO