Archivo

El Carmen (Norte de Santander) reza por el retorno del papá del Acalde

El funcionario fue hostigado el año pasado por la guerrillera que tendría a su progenitor.

notitle
17 de febrero 2017 , 06:16 p.m.

Un clima de zozobra reina entre los 16.400 habitantes de El Carmen (Norte de Santander) tras conocerse el plagio de Cristo Humberto Contreras Uribe, papá del mandatario local de este municipio, en manos de la guerrillera del Eln.

El sentimiento de pesadumbre que se aloja en los carmenses, atizado por la desaparición de su coterráneo, será expresado en una jornada de plegarias que se extenderán hasta el día en que se libere este ganadero y comerciante, de 66 años, quien padece de diabetes y se recupera de una cirugía a corazón abierto.

“Estamos haciendo el acompañamiento espiritual y al dolor y a la angustia de la familia del señor Alcalde. Le pedimos al grupo que lo tiene retenido que, como gesto de paz y solidaridad, hagan la liberación de este hombre lo más pronto posible”, dijo Esaíd Rueda Jaimes, el cura del pueblo.

Para el hijo del secuestrado, el alcalde de El Carmen, Edwin Contreras Chincilla, el estado de angustia en el que se sumió el municipio no representa una novedad, pues esta población nortesantandereana ha convivido con el desangre causado por más de 50 años de conflicto armado.

De hecho, este dirigente local fue hostigado en abril del año pasado por cuatro miembros del Eln, cuando atravesaba una carretera del departamento y fue atacado con una descarga de 40 proyectiles contra el vehículo en el que se movilizaba.

“Esta organización armada está obrando mal, porque está atentado contra el Derecho Internacional Humanitario (DIH). Deberían demostrar otras acciones correspondientes a estos diálogos de paz, para velar la tranquilidad de estos municipios tan abandonados y con ausencia del Estado”, señaló.

El secuestro de su papá ocurrió en la tarde del jueves, cuando se dirigía hacia su finca de densaco y fue abordado por un grupo de hombres armados. Tan pronto se conoció la responsabilidad del Eln en este plagio, la Gobernación de Norte de Santander ofreció una recompensa hasta de $30 millones por información que permita dar con el paradero de la víctima.

A pesar de los ingentes esfuerzos, una preocupación mantiene en vilo a los seis hijos del plagiado, oriundo de El Carmen: su delicado estado de salud depende de un estricto régimen de medicamentos, el cual si se le suspende podría  devenir en algunas complicaciones.

Según el Alcalde, estos hechos violentos se han convertido en la constante de seguridad de este territorio, que por ser tan extenso (con 1.723 kilómetro cuadrados) y tener una posición privilegiada hacia el norte, en límites del departamento del Cesar y la frontera con Venezuela, es tan disputado y codiciado por los grupos al margen de la ley con injerencia en el Catatumbo.

Este recurrente ciclo de violencia es el mayor obstáculo que ha impedido el despegue del sector turístico en este pueblo, declarado Bien de Interés Nacional por sus calles empedradas y la fachada colonial de sus viviendas.

Aunque la salida de las Farc desescaló la intensidad de la guerra en esta zona del país, el reacomodamiento de los grupos sobre esta estratégica ruta del contrabando y el narcotráfico he sembrado nuevos focos de criminalidad.

En las próximas horas, un grupo interdisciplinar del Ministerio Público se desplazará hasta la zona para conocer de primera mano los avances de la Fuerza Pública en la búsqueda de este ganadero.

CÚCUTA