Archivo

Asghar Farhadi, el nominado que no quiere ir a los premios Óscar

El director de 'El cliente' sentó un precedente político contra leyes de Donald Trump.

notitle
30 de enero 2017 , 08:56 a.m.

Su trabajo en el teatro le ha dado la sensibilidad a este realizador iraní no solo para ver lo profundo en las situaciones cotidianas, sino para lograr un retrato cerano y contundente de la sociedad y sus conflictos desde la cultura iraní. A sus 44 años ha logrado forjar un cine de su país con una visión internacional muy clara y una crítica muy fina en su forma, pero gran intensidad en el ámbito de la reflexión.

"En Irán creces con la idea de ser prudente, de que tanto el cuerpo como la familia son privados. Desde que eres un niño aprendes esa dicotomía entre hombre y mujer, que allá es muy marcada. Así que esos temas no se abordan para no caer en el irrespeto.

Adicionalmente, hay un problema respecto al juicio colectivo, la forma como los demás te ven", dijo en una entrevista reciente con EL TIEMPO por el estreno de la cinta 'El cliente', que estará en la contienda por el Óscar en la categoría de mejor película en habla no inglesa.

Para Farhadi la sitiación que se siente con Estados Unidos, los inmigrantes y los refugiados pone en pespectiva el concepto de radicalismo. "Los radicales, a pesar de sus nacionalidades, argumentos políticos y guerras, consideran y comprenden el mundo de la misma manera (...) no tienen más remedio que considerarlo a través de una mentalidad de "nosotros y ellos", que usan para crear una imagen temerosa de "ellos", y así infligir miedo en la gente de sus propios países ".

Para él, es un problema global, no solo de Estados Unidos. "En mi país los radicales son los mismos. Durante años esos grupos  han tratado de presentar a sus pueblos imágenes poco realistas y temerosas de varias naciones y culturas para convertir sus diferencias en desacuerdos, sus desacuerdos en enemistades y sus enemistades en miedos".

La Academia de Hollywood, que entrega los premios Óscar, también criticó la orden ejecutiva firmada por el presidente de EEUU, Donald Trump, que suspende temporalmente la concesión de visados a determinados países de mayoría musulmana. Desde antes de que el realizador iraní tuvieda que lidiar con este impase. 

"La Academia celebra los logros en el arte cinematográfico, que buscan trascender fronteras y dirigirse a los espectadores de todo el mundo, independientemente de sus nacionalidades, etnias o diferencias religiosas", aseguró en un reflexivo comunicado que sigue teniendo injerencia hoy y recalca el impacto negativo no solo para Farhadi, el primer realizador iraní en ganar un Óscar por 'Una separación', en el 2011.

AFP y EFE

 

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE