Archivo

A Kim Kardashian le robaron sortija que costaba 4 millones de dólares

Trascendieron detalles de la declaración que dio a la Policía tras haber sido asaltada en octubre.

notitle
15 de enero 2017 , 03:12 p.m.

A punta de pistola, y tras negarse en un primer momento, la estrella de la televisión estadounidense Kim Kardashian entregó a los ladrones una sortija valorada en 4 millones de dólares durante el robo que sufrió en París en octubre pasado, según su declaración a la policía revelada en las últimas horas.

Uno de los ladrones "me preguntó (en inglés) con mucho acento francés dónde estaba mi sortija y le respondí que no lo sabía. Sacó un arma y le mostré la sortija. Apuntaba el arma hacia mi. Tomó la sortija, tenía guantes. Luego me preguntó dónde estaban las joyas y el dinero", afirmó Kardashian en su declaración ante la policía, según desvela hoy el semanario "Le Journal du Dimanche".

(Lea también: Capturan 7 personas en Francia por atraco a Kim Kardashian en París)

Posteriormente, la estrella afirmó que le sacaron del apartamento de lujo que tenía alquilado en París para asistir a la semana de la moda: "Estaba en albornoz, sin nada debajo", dijo.

"Luego volvimos dentro, me tiraron sobre la cama. Me ataron y me pusieron cables y cinta adhesiva en las manos. Luego en la boca y en las piernas. Me llevaron al baño, en concreto a la bañera", agregó.

Antes de eso, Kardashian afirmó que escuchó ruidos extraños y que llamó a su guardaespaldas, que no estaba con ella en ese momento. Los hombres que hicieron el robo "estaban enmascarados, uno de ellos llevaba un pasamontañas de esquí, con una gorra y una chaqueta en la que ponía 'policía'", según su relato.

Según los investigadores, los ladrones se llevaron un botín valorado en 9 millones de euros, el mayor robo de joyas a una persona registrado en Francia en más de dos decenios.

A principios de semana, una gran operación policial acabó con el arresto de 17 personas en París y su región, en la Provenza y en la Costa Azul, relacionadas con el robo. Diez fueron imputados y están en la cárcel, entre ellos los que los investigadores consideran como autores materiales del robo, incluido el cerebro del mismo, una persona fichada por la policía y cuyo ADN fue encontrado en la escena de los hechos. 

EFE