Archivo

Investigan presunto tráfico de drogas en caso de holandés asesinado

El extranjero había estado en otros países del continente.

24 de septiembre 2016 , 01:59 p.m.

Micah Johah, asesinado el jueves por tres sicarios en el norte de Cali, no solo había visitado Colombia, también otros países, entre ellos, de Centroamérica y Ecuador. Antes de su ingreso al país, el holandés, de 34 años, había estado en México.

Aunque hay versiones de que Johah tendría supuestos antecedentes en Holanda por expendio de estupefacientes, además de homicidios y secuestros, la Policía Metropolitana de Cali insistió en que hasta ahora no se han confirmado.

El misterio también rodea al colombo-holandés Jonathan Vinnie Van Maanen Baena, quien resultó herido en un hombro en el atentado contra Johah. Van Maanen Baena dio declaraciones a la Policía que investiga si también tiene antecedentes penales o investigaciones en relación con el delito del hurto en mayor cuantía.

Al momento del ataque sicarial, Vinnie Van Maanen Baena servía como traductor al ciudadano holandés.

Aunque la Policía informó que Johah habría llegado por primera a vez a Cali, la Fiscalía indicó que ya había estado en la capital vallecaucana entre el 2 y 10 de septiembre pasados, y que en esta ocasión se hospedó, de nuevo, en el mismo hotel.

CALI