Archivo

Las formas de esclavitud laboral más comunes, según usuarios de redes

'Esclavos de oficina', la columna de Juan Pablo Calvás, generó distintas reacciones.

notitle
14 de septiembre 2016 , 04:37 p.m.

En el texto, Calvás habla sobre los excesos a los que se tienen que enfrentar los empleados en su lugar de trabajo: quedarse más tiempo del establecido en su contrato, no contar con pago por horas extras y recibir correos con tareas durante su tiempo libre.

“Ya parece que no se contratara a un empleado, sino que se comprara el derecho a invadir su vida y apropiarse de ella en todo momento y lugar”, señaló Calvás en su columna, que fue la más leídas del día.

“Si un jefe o ejecutivo se queda a trabajar más allá de las cinco o seis de la tarde en su oficina, es decir, más allá de las ocho horas que exige el Código laboral, a muchos subalternos los invade el miedo de abandonar el espacio de trabajo”, se lee en el texto.

A propósito de este tema, decidimos preguntarle a nuestros seguidores en Twitter si se sienten esclavos de su trabajo.

En el sondeo realizado, el 59 por ciento ha contestado que sí mientras que el 41 % ha respondido negativamente.

Puede votar el sondeo en


Algunos usuarios coincidieron en que los horarios en Colombia son bastante extensos y por tanto no se cuenta con el suficiente tiempo para compartir momentos en familia.

De acuerdo con los comentarios recibidos, este es el top 5 de las formas de esclavitud más comunes:

1. Jornadas laborales extensas

La mayoría coincidió en que, a pesar de que deben pasar largas horas en la oficina, no reciben un pago adecuado ni incentivos para motivarse. Algunos usuarios como Dempsey Garcia aseguran que las empresas se aprovechan de la situación de los practicantes y de los recién egresados para hacerlos trabajar más de lo debido. A esto se le suma que otros compañeros o los mismos jefes están pendientes de la hora en la que el empleado sale de la oficina.

2. Salarios malos

Recibir poco sueldo y no contar con prestaciones es otra de las quejas constantes en redes. Sobre esto, Jairo Cañón comentó: “Pagarles treinta mil pesos diarios sin prestaciones ni pago de salud trabajando doce horas, eso es esclavitud. El Gobierno debería estar pendiente de estas situaciones que se volvieron pan de cada día en Bogotá, hay una mano de negreros que juegan con la situación económica de las personas”

3. Llamadas y correos en tiempo libre

Andrea Regal denuncia que tuvo que renunciar a su trabajo por presión y estrés ya que su jefe le pedía constantemente realizar labores en su tiempo libre. “Me llamaba los viernes en la noche, los sábados a mediodía, los domingo y festivos, para pedirme informes. Al final me enfermé por el estrés, me incapacitaron y renuncié, gracias a Dios conseguí otro trabajo de inmediato”, señaló.

Otras personas expresaron su inconformidad por el hecho de tener que recibir mensajes sobre nuevas tareas en sus correos empresariales los fines de semana.

4. Cumplir con más funciones de las que corresponde

“La forma de esclavitud laboral más actual es la de dejarle demasiadas responsabilidades, tareas y proyectos, es decir trabajo como de 2 o 3 cargos en una sola persona”, con esta frase Giselle Bernal resume su percepción acerca de las responsabilidades extras que debe cumplir un trabajador.

En otros comentarios también denuncian casos en los que las personas deben hacer el llamado ‘trabajo a responsabilidad’ es decir ‘hasta que no acabe, no se puede ir’.

5. Horarios vs. logros de objetivos y pocos ascensos

Otros usuarios aseguran que es importante que las empresas le den prioridad a los logros de objetivos y no al cumplimiento de un horario. Proponen alternativas como el teletrabajo y el ‘freelance’. Por otro lado, Irma Llanos dice que para ascender, “en muchas empresas se debe ser amigo del jefe para estar recomendado, no importa los exámenes de conocimientos, pruebas psicotécnicas e incluso requisitos mínimos del cargo”.

A continuación les presentamos algunos de los comentarios recibidos:

UNIDAD DE REDES SOCIALES
El Tiempo
@ElTiempo