Archivo

Abandonan canecas con tóxico entre Mosquera y Bojacá

El contaminante puso en riesgo el ecosistema de la vereda Barroblanco y de la reserva La Herrera.

notitle
10 de septiembre 2016 , 05:52 p.m.

Más de 200 canecas con una sustancia contaminante fueron abandonadas por desconocidos en la vía que comunica a Mosquera con Bojacá, a la altura de la vereda Barroblanco.

Cerca de este corredor vial se encuentra la reserva hídrica de La Herrera, un importante ecosistema de 280 hectáreas de la sabana de Bogotá que alberga un humedal.

Los vecinos del sector alertaron a la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), que junto con la Policía y el equipo de Bomberos de Cundinamarca adelantó este viernes en la mañana un operativo para retirar los recipientes y limpiar la zona.

Según Edwin Giovanni García, director del centro de investigación de la CAR, se desconoce qué sustancia contienen las canecas, pero existe la certeza de que es un residuo tóxico.

“Por su característica corrosiva y peligrosa, el material puede generar riesgos para la fauna, la flora y la salud de las personas”, señaló el funcionario.

La corporación evidenció además que varios habitantes de la vereda recogieron algunas canecas, las desocuparon y las llevaron a sus hogares.

Ante esta situación, Néstor Guillermo Franco, director de la entidad, le pide a la comunidad que se abstenga a reutilizarlas. “No puede haber contacto de ninguna persona con esta sustancia, por prevención a la salud”.

La autoridad ambiental trasladará los recipientes a un lugar seguro para que una empresa especializada determine qué tipo de contaminante contienen y realice la destrucción del material.

Asimismo, Franco anunció la apertura de una investigación para dar con los responsables de este delito, el cual puso en riesgo al ecosistema de Barroblanco y de la reserva.

“Las canecas tienen una codificación y con esta podremos hacer la trazabilidad para identificar quién las vendió, a quién se las vendió, qué contienen y por qué las abandonaron en esta vía”, aseguró el directivo.

La CAR recomienda a la comunidad seguir denunciando inmediatamente estos hechos ante las autoridades.

También les pide a quienes tengan información que sirva para establecer el momento en que fue abandonado el material llamar a la línea 123.

BOGOTÁ